Expansión 26/09/2015 – Mayor uso pero por importes más pequeños. Los visitantes foráneos que decidieron pasar sus vacaciones en España el pasado verano se gastaron más de 3.500 millones de euros por medio de sus tarjetas Visa, un 12,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, el gasto medio por transacción a través de este tipo de plásticos descendió el 0,7%, hasta los 72,66 euros, lo que indica que un mayor uso de las mismas en compras de menor importe.

Un año más los viajeros pertenecientes a la Unión Europea fueron los principales usuarios de tarjetas Visa, aunque destaca el incremento experimentado en las operaciones realizadas por los estadounidenses, cuyo gasto aumentó un 37,5% en relación al pasado verano.

Los sectores que registraron un mayor volumen de gasto están directamente relacionados con el turismo: hoteles (841,6 millones), ocio (558 millones), moda (344,2 millones), supermercados (275,6 millones) y alquiler de vehículos (173,1 millones) fueron los más demandados.

En lo que se refiere a la utilización de tarjetas de esta enseña en sus viajes, los españoles alcanzaron los 940 millones de gasto en comercios de otros países, un 2,5% más que la pasada temporada estival. El importe medio por transacción también descendió levemente, para situarse en los 56,30 euros, un 2,3% menos.

Los países en los que más tiraron de Visa los españoles fueron, sobre todo, europeos, destacando nuestros vecinos Francia y Portugal e Italia. En la lista de los diez primeros destinos por volumen de gasto figuran también Estados Unidos y México. Francia encabeza la lista con un total de 172,7 millones de euros, seguida de Estados Unidos (102 millones), Italia (93,3 millones), Reino Unido (83,5 millones) y Portugal (69,8 millones).

Estos gastos fueron destinados sobre todo a alojamiento (277,5 millones de euros), ocio (170,8 millones), moda (80,3 millones), supermercados (57,6 millones) y servicios de viajes (53,3 millones).