El Mundo 15/10/2015 – Atrás quedó la crisis que nos ponía entre la espada y la pared cada vez que queríamos darnos un capricho. La economía española parece que se está recuperando cada día más y eso se nota en la actividad comercial. El Observatorio de Consumidores Cetelem ha elaborado un estudio sobre el comportamiento de los consumidores durante el segundo trimestre de 2015.

Según los resultados obetenidos, aumenta el consumo un 3,5% durante el segundo trimestre de 2015. Los españoles volvemos a los establecimientos con más frecuencia, una situación que deja entrever que la crisis económica ya no azota tan fuerte como antes. Sin embargo, cambia el perfil y los canales de compra de los consumidores en comparación con hace algunos años.

Crecen especialmente las compras que se realizan por internet y la adquisición de marcas blancas, en auge durante los últimos años y que cada vez se están consolidando más en el mercado. Además, a diferencia de hace 10 años, no miramos tanto el trato que recibimos por parte de los dependientes y la satisfacción por el producto, si no que nos centramos más en buscar y comparar precios. Para ello buscamos y compramos en la red. Cada vez son menos los que usan la web para informarse sobre la oferta de productos pero que finalmente acuden a un establecimiento físico para adquirir el producto.

Los consumidores que recurren a las marcas blancas lo hacen para adquirir electrodomésticos, perfumes y bebidas alcohólicas. Pero cuando se trata de comprar productos relacionados con la tecnología nos seguimos mostrando reacios.

El comercio de barrio queda en un segundo plano. Sin embargo, según el estudio elaborado por el Observatorio de Consumo Cetelem, acudimos a él para realizarcompras concretas por su cercanía, su trato y su confianza.

Evolución del PIB, el consumo y la financiación de hogares desde 2010

Con respecto a los aspectos que los españoles más valoran en una tienda no sólo destaca el precio, si no que también se cuelan en la lista el trato por parte del personal, que el establecimiento ofrezca marcas líderes y que tenga una buena reputación debido a sus años de trayectoria.

Nuevo perfil del consumidor

Aún quedan las secuelas de la crisis, pero empezamos a recuperarnos. Nos lo pensamos más a la hora de comprar y, si no se trata de una necesidad extrema,esperamos a los descuentos que ofrecen la mayoría de las grandes cadenas, por ejemplo, días sin IVA, ‘Black Friday’, rebajas… «El consumidor se ha vuelto más racional y responsable a la hora de hacer sus compras», ha señalado Frank Vignard, director comercial y de marketing de Cetelem.

Además, nos vamos familiarizando con el comercio electrónico, además de por las ofertas, por las comodidades que éste ofrece. La mitad de los españoles buscan los productos por internet antes de adquirirlos. Pero, aunque conocemos las infinitas posibilidades de pago de las que disponen algunas tiendas, sólo un 15% se ha decidido a ponerlo en práctica.

Los artículos de segunda mano son cada vez más atractivos para los clientes. Comienza a cambiar la connotación tan negativa que este concepto tenía hace algunos años. Un 37% de los consumidores encuestados en este estudio aseguróhaber comprado un producto ya usado durante los últimos 12 meses. Se trata de una tendencia al alza que se está consolidando en el mercado junto a las marcas blancas, especialmente si se trata de la adquisición de libros, discos y videojuegos.

Productos más demandados

Aumenta el gasto medio en reformas, situándose en 507 euros, un 7% más que en 2014 y salud dental, que crece en más de 200 euros en un año. De hecho, en relación a la solicitud de financiación, un 46% de los españoles solicitaría un crédito para realizar obras en su vivienda. La media de este tipo de gasto se sitúa en 4.464 euros, un 29% más que el año anterior.

Los viajes ocupan también una posición destacada en la clasificación. Nos gusta viajar y cada vez destinamos más dinero de nuestros ingresos a darnos este capricho. Según este estudio, más de la mitad de los españoles ha viajado durante el primer semestre de 2015. El gasto medio creció un 5% con respecto a 2014, situándose en 979 euros.

Crece la demanda de productos relacionados con deporte y las telecomunicaciones. Como singularidad, aumenta considerablemente la venta de productos relacionados con el mundo de la bicicleta, especialmente todo aquellos relacionado con equipamiento. La informática y la telefonía también se hace con un lugar destacado.

Ver noticia original: http://www.elmundo.es/economia/2015/10/14/56151c99268e3e4d2f8b4667.html