Saltar al contenido

Primark, el gigante que quiere doblar su tamaño en España

El Correo 18/10/2015 – En 1969 abrió una tienda en Dublín y en menos de un año se inauguraron cuatro. En la actualidad, Primark, perteneciente un grupo que suma 287 tiendas en diez países, emplea a más de 62.000 personas y factura unos 6.000 millones de euros. España es su segundo mercado.

En 1969 nació en la calle Mary Street de Dublín una tienda que recibió el nombre de Penneys. En menos de un año se inauguraron cuatro más en el área de la capital irlandesa, y en 1971 se puso en marcha el primer local en la ciudad de Cork. Dos años después, llegó a Reino Unido como Primark, donde fue creciendo. En 2006, inició un plan de expansión internacional en el continente europeo que comenzó con uno de sus centros en Madrid.

En la actualidad, Primark, perteneciente al conglomerado Associated British Foods, que suma 287 tiendas en nueve países de Europa y en Estados Unidos en las que emplea a más de 62.000 personas y factura unos 6.000 millones de euros.

La compañía irlandesa tiene en España su segundo mayor mercado con 41 establecimientos y 7.300 trabajadores, tan solo superada por el Reino Unido (164) y por delante de su país de origen, Irlanda (36), donde opera bajo la marca Penneys. A pesar de estas cifras, el gigante irlandés prevé doblar su tamaño en España. La estrategia de la cadena para aumentar su negocio se basará en la apertura de nuevas tiendas, una de ellas en Bilbao, así como en la ampliación de las existentes, según ha expresado su consejero delegado, Paul Marchant, quien ha dicho que seguirán invirtiendo en el país porque ven mucho potencial de crecimiento, las ventas siguen creciendo y son líderes por número de prendas vendidas.

La cadena, popular por sus bajos precios, ha dado un giro en su estrategia en España, basada hasta ahora en aperturas en centros comerciales periféricos, y tras inaugurar en la Gran Vía de Madrid una tienda ‘urbana’ de 12.400 metros cuadrados ha anunciado que abrirán, al menos, nuevos establecimientos en Palma de Mallorca y en Valencia, según el ejecutivo, quien ha apuntado que las próximas «macrotiendas» a pie de calle podrían abrirse también en ciudades como Barcelona o Bilbao. Si sus primeras tiendas en el país rondaban los 3.500 metros cuadrados, los nuevos locales cuentan con una superficie media de 5.300 metros.

Sin venta on line y bolsas de papel reciclado

La compañía, que sigue sin barajar la venta a través de internet -«no ganaríamos dinero vendiendo online»- apuesta por invertir en ofrecer la mejor experiencia de compra y los mejores precios. También asegura que los trabajadores que fabrican las prendas para Primark «reciben un salario justo» y explica que «un precio bajo no implica un salario bajo». Además, deja bien claro que su código de conducta «prohíbe la mano de obra infantil».

Por otra parte, sus características bolsas marrones están fabricadas de los residuos de papel y cartón de sus propias tiendas, reciclados en su propia planta de reciclaje en Thrapstone. El grupo estima que puede calcular unas 14.000 toneladas de cartón al año y convertirlas en bolsas de papel para sus clientes.

La mayoría de prendas que vende se fabrican exclusivamente para el grupo, pero también se comercializa ropa fuera de temporada de otras marcas. Todas estas medidas, y otras más, sirven para que la compañía low cost irlandesa haya cuadruplicado sus ventas en cinco años.

A la sombra de Inditex

A pesar de su espectacular crecimiento, Primark no le hace sombra a Inditex. La irlandesa alcanzó en 2014 los 972 millones de euros, un 36% más, y rebasó, a H&M en el mercado español -la cadena sueca facturó 723 millones-. Así las cosas, el podium del negocio textil en España sigue encabezado por Inditex, seguido de lejos por Primark y H&M.

Aunque lo cierto es que la filial española de Primark ha cuadruplicado en los últimos 5 años su cifra de negocio (241 millones en 2010). El pasado año, según el registro mercantil, tuvo un resultado neto de 37,9 millones, frente a los beneficios de 10,8 millones del año anterior. Este crecimiento triplica el de H&M, que aumentó sus ventas en suelo español un 12,2% en 2014, y también supera al de Inditex, que fue de un 5,1%. Pero a nivel de ventas, ni H&M ni Primark juntas le hacen sobra al gigante de Amancio Ortega, que alcanzó los 3.706 millones en España entre todas sus cadenas. En el marcado mundial, las cosas son diferentes y la compañía sueca sí se acerca a las cifras de Inditex.

Ver noticia original: http://www.elcorreo.com/alava/economia/201510/18/primark-gigante-quiere-doblar-20151018170603.html

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos