Aragondigital.es 11/11/2015 – Un comercio amigable con las personas mayores es un comercio cercano, que contribuye a crear una ciudad más cómoda. Zaragoza siempre ha hecho gala de su compromiso ciudadano y por ello se ha sumado a la Red de Comercios Amigables con las Personas Mayores. Un proyecto por el que ya se han interesado más de 40 establecimientos.

La capital aragonesa forma parte de la Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores. Una red mundial con más de 300 ayuntamientos adheridos, distribuidos en 33 países en todo el mundo. De ellos, 68 están en España. Un comercio amigable con las personas mayores es un comercio cercano, que contribuye a crear una ciudad más cómoda. Zaragoza siempre ha hecho gala de su solidaridad y compromiso ciudadano y por ello no podía faltar en este proyecto. Una iniciativa por la que ya se han interesado más de 40 establecimientos.

El objetivo es, por un lado sensibilizar a los comerciantes respecto a medidas que pueden adoptar para mejorar la atención y calidad del servicio a las personas mayores y, por otro lado, favorecer la cercanía y proximidad entre ambas partes, según destaca la edil, para quien este proyecto también se incluye en la línea de trabajo de fomento del pequeño comercio.

Este proyecto cuenta con cuatro fases, en un ciclo aproximadamente de cinco años. Una primera fase con un diagnóstico inicial, donde ya empiezan a participar las personas mayores. Ellas transmitirán sus propuestas y se elaborará un plan de acción. En la segunda fase, en la que ya está trabajando el Ayuntamiento, se implementa el plan de acción. En la tercera se evalúa y en la cuarta, a partir de la evaluación, se elabora el nuevo plan de acción con las aportaciones de los mayores.

Se trabaja en torno a ocho áreas concretas: los espacios al aire libre y los edificios; el transporte; la vivienda; la participación social; el respeto y la inclusión social de las personas mayores; el trabajo y la participación ciudadana; la comunicación y la información; y el apoyo de la comunidad y los servicios sociales y de salud.

40 establecimientos interesados

El jefe de la Oficina de la Unidad Técnica del Mayor, Javier Viela, subraya que se han definido una serie de variables, relativas al ambiente físico, el ambiente e incluso a la iluminación del comercio que “entendemos que debe tener un comercio amigable”, siempre, eso sí, “dentro de las posibilidades reales de los establecimientos”.

Hace unas semanas se inició una fase de prueba para determinar el interés tanto de comercios como de personas mayores y la respuesta “ha sido muy positiva”, tanto, que ya hay 40 establecimientos interesados y quince adheridos. En concreto, son las tiendas de Nuevo Punto, Casa Óptico Blasco, Bellostas, Zaragoza Ópticos, Enclave de Arte y Restauración, Ferretería Roymar, Monge Joyeros, Calzados Carmelo Romero, Calzados la Alicantina, Electricidad el Carmen, La Cabaña Natural, Casa Montal, Joyería Dekhan, Maison Decor y Novedades Delicias.

Nuevo Punto, en el paseo de Teruel, es uno de los comercios adheridos a la RedNuevo Punto, en el paseo de Teruel, es uno de los comercios adheridos a la Red

Los requisitos que deben cumplir las tiendas son “importantes, pero a su vez sencillos”, como la facilidad de los mayores para no encontrar obstáculos cuando caminan por el establecimiento, tamaños de letra de fácil lectura, buena iluminación o un ambiente tranquilo que facilite la comunicación. Al comercio se le piden dos compromisos: intentar hacer acciones de mejora en estos aspectos y participar en los seminarios y charlas gratuitos que el Ayuntamiento desarrolle en esta materia.

Colaboración de voluntarios

Erenia y Amalia son dos colaboradoras del proyecto. Erenia representa al grupo de voluntarios que participa en este proyecto. Cuando la directora del Centro de Mayores le comentó la existencia de este proyecto y le explicó en qué consistía, no dudó en formar parte de él. Recibió una formación de cinco días “muy interesante y entretenida”.

“Es un proyecto novedoso porque los mayores somos una parte importante de él”, destaca Erenia, quien asegura que supone “una satisfacción personal” colaborar y contribuir a que Zaragoza y sus comercios sean amigables con las personas mayores.

Amalia pertenece al Centro de Mayores de Las Delicias y también colabora como voluntaria en el proyecto. Después de visitar los comercios, Amalia se ha dado cuenta de “la extraordinaria experiencia” que supone el proyecto porque “es muy satisfactorio poder contactar con los comerciantes, que ven en la iniciativa un apoyo al comercio de proximidad”.

“Los mayores agradeceremos la confianza, amabilidad, paciencia y consejo en nuestras compras para decidir lo más conveniente para nosotros”, apunta Amalia. “Los mayores hemos sido integrados en este proyecto con la ilusión del principiante”, destaca la voluntaria.

En primera persona

Rosa Álvarez es la titular de “En clave de arte y restauración”, el primer comercio de Zaragoza adherido a esta red. Ofrece servicios de enmarcación de cuadros, venta de pinturas, reproducciones, restauración de obras de arte, mobiliario, seminarios… Para ella, fidelizar a un cliente de cualquier edad “debe ser el objetivo de todos los comercios”.

La calidad del producto y la calidad del servicio son las herramientas de las que dispone el pequeño comercio en general. Ahora, apunta Álvarez, es el momento de impulsar la calidad humana y de confianza. Algo en lo que las personas mayores “van a estar siempre agradecidos y para nosotros repercute en positivo”.

Montal es otro de los establecimientos adheridosMontal es otro de los establecimientos adheridos

“Mi experiencia con esta singular red ha sido muy gratificante”, declara Álvarez. Cuando el grupo de mayores visitó su estudio de arte “les enseñé las instalaciones y estuvimos de charlada”, explica sonriente. Formar parte de esta red, insiste Álvarez, “no cuesta nada, al revés, salimos ganando”.

Envejecimiento mundial de la población

Casi el 18% de la población de Zaragoza tiene más de 65 años. Es decir, unas 137.000 personas. Una cifra que, además, va en aumento. Las personas mayores constituyen un colectivo social de referencia, con capacidad para generar gran capacidad económica, ya que son clientes asiduos que también disponen de tiempo para ir de compras.

Mayte Pozo, representante del Imserso, explica que este proyecto surge del progresivo envejecimiento de la población a nivel mundial. Para 2050 “seremos el 32% de las personas mayores de 65 años”. Un reto ante el cual la Organización Mundial de la Salud promueve esta iniciativa para aprovechar también el potencial de este colectivo de la población.

La Red de Comercios Amigables “es un proyecto modesto pero que puede ayudar a transformar poco a poco la manera de hacer políticas basada en la participación”, destaca Mayte Pozo, quien confía en que cada vez se vayan sumando más ayuntamientos a esta iniciativa.

El Ayuntamiento de Zaragoza cuenta con una red de 30 centros de Convivencia para las personas mayores, con más de 70.000 socios, entre los que se difundirá el proyecto y los comercios adheridos a esta red. Para la concejal delegada del Mayor, Arantza Gracia, el comercio de proximidad es “una herramienta fundamental para la sensibilización y la accesibilidad de las personas”.

Otro de los aspectos que tiene en cuenta es que los tamaños de letra permitan una fácil lecturaOtro de los aspectos que tiene en cuenta es que los tamaños de letra permitan una fácil lectura

¿Cómo pertenecer a esta red?

Los comercios interesados en adherirse a esta red pueden hacerlo a través del teléfono de Atenzia, empresa colaboradora, en el 976.25.55.44, o a través del correo electrónico comercioamigable@zaragoza.es. A partir de ese momento se concertará una cita para que un grupo de personas mayores visiten su comercio y le informen de aspectos sencillos pero relevantes para los mayores, como cuál es la mejor forma de tratarles, el ruido ambiental, el fácil acceso a los productos, asientos para descansar, visibilidad de los precios…

Tras la visita, se presentarán unas sugerencias de mejora que, en caso de ser aceptadas, supondrán la inmediata adhesión a la red. Será entonces cuando el establecimiento recibirá un distintivo como sello de calidad, que identifica y reconoce a los comercios como socialmente responsables, comprometidos con las necesidades de las personas mayores y que contribuyen a hacer una ciudad más amigable.

Ver noticia original: http://www.aragondigital.es/noticia.asp?notid=138497&secid=4