Saltar al contenido

2015, el año de la recuperación en el consumo de los hogares

El Mundo 30/12/2015 – Tras siete años de paréntesis, los hogares van a cerrar en 2015 un año marcado por un fuerte repunte del consumo. La mejora en el gasto de las familias se ha convertido en uno de los motores de la recuperación económica del país, que cerrará 2015 con un incremento del 3,2%. El repunte del consumo está impulsado por la caída del paro, la reducción de precios -sobre todo a nivel energético-, la bajada del IRPF y la recuperación del crédito, según constata el Banco de España.

Energía

El consumo eléctrico ha subido un 1,5% en 2015, una vez corregidos los efectos de laboralidad y temperatura. Se trata del primer incremento registrado desde 2010 y el mayor en tasa de crecimiento anual de los últimos ocho años. Este aumento está apoyado en una fuerte recuperación del sector industrial y, particularmente, de los grandes consumidores del país, cuya demanda de luz se ha incrementado un 1,8% en el último año. Sectores como el automóvil, el transporte y la fabricación de componentes eléctricos lideran este repunte con crecimientos superiores al 8%, según las cifras que publica Red Eléctrica. La mejora económica también se ha trasladado a los carburantes. En 2015 los españoles han aprovechado la bajada del precio de la gasolina y del gasóleo para volver a sacar el coche. Las cifras de transporte urbano han marcado sus mejores subidas desde el año 2007, la venta de automóviles ha registrado sus mejores cifras desde 2008 -superando el millón de vehículos- y se han disparado los desplazamientos por carretera, con una mejora del tráfico en las autopistas de peaje a ritmos del 6,9%. Todo ello ha contribuido a impulsar la demanda de carburantes un 3,3% en lo que va de año. Este aumento se divide en una fuerte mejora del 3,9% en el consumo de gasóleo y del 0,5% de la gasolina.

En el caso de este último combustible, se trata de la primera subida registrada desde el año 2000, en un escenario de progresiva dieselización del parque móvil en España. Para ver un repunte del consumo de gasóleo para automoción tan elevado habría que retroceder al año 2007. De la misma forma, el consumo de gas también cerrará este año con subidas. Además de ser un indicador de la marcha económica, la demanda de gas está muy influida por la meteorología. Hasta el mes de octubre, el consumo aumenta un 4,1% impulsado por la reactivación de los procesos industriales y la mayor producción de los ciclos combinados que queman gas para generar electricidad.

Vivienda

En 2015 los españoles le perdieron el miedo a reponer su lavadora. Tras años de crisis en los que el consumo de electrodomésticos de uso habitual (frigoríficos, lavadoras…) había caído, las ventas se han recuperado este año con crecimientos superiores al 14% hasta el mes de noviembre. El equipamiento del hogar es el mayor gasto en comercio, con un incremento del 5% en lo que va de año. Le siguen el gasto en equipamiento personal, que aumenta un 3,8%, y en alimentación, que sube un 1,8%. Como apunta Alberto Zapatero, director general de la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos de línea blanca (Anfel), «las ventas ya empezaron a reactivarse en el tercer trimestre de 2014 y este incremento ha continuado en 2015».Según Zapatero, durante los años de crisis «había una demanda embalsamada retenida, mucha gente necesitaba reponer su electrodoméstico pero no lo hacía por miedo a la situación económica. Si se rompía algo, en lugar de cambiarlo, se arreglaba», explica.

En 2006, antes de la debacle, se vendían más de diez millones de electrodomésticos de línea blanca en el mercado nacional, según datos de Anfel. Entre 2007 y 2013 la cifra se redujo un 50%, hasta los cinco millones de unidades. Estas ventas no cubrían lo que el sector llama la tasa de reposición. Es el número de electrodomésticos que deberían venderse en un país teniendo en cuenta su población y el parque de viviendas. Esta variable sirve para tomarle el pulso a la salud de la economía. En España la tasa de reposición está en siete millones de unidades, según Anfel. A falta de conocer aún las cifras de diciembre, el sector calcula que en este 2015 se habrán vendido unos seis millones de electrodomésticos de línea blanca, aún por debajo de esta cifra. «Ahora se está ejecutando toda esa demanda embalsamada», señala Zapatero. Lo que más se ha vendido este año son frigoríficos, con un 19,5% acumulado hasta noviembre, lavadoras (un 9%) y secadoras, con un incremento en las ventas del 15%. Este es un producto de baja penetración en el mercado nacional y del que la gente prescinde en periodo de crisis. A modo de ejemplo, sólo un 15% de hogares cuenta con secadora, frente a los que tienen frigorífico, que son el 99%.Este aumento en las ventas de secadoras se debe en parte a la reactivación de sector de la construcción y el mercado inmobiliario y a que, según explica Zapatero, algunos ayuntamientos han aprobado legislaciones que prohíben tender la ropa fuera de casa o en los tendederos. Este año ha sido también el de la gran recuperación del sector inmobiliario. La venta de viviendas crece a un ritmo del 11,2% hasta el mes de octubre, según los datos que publica el INE. En ocho de cada diez casos se trata de inmuebles usados, si bien el sector vuelve a ponerse en marcha con la construcción de nuevas promociones en las grandes ciudades. No obstante, las cifras de venta son todavía hoy un 50% inferiores a las registradas durante los años de la burbuja del ladrillo.

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos