Diario de Sevilla 31/12/2015 – El Ayuntamiento creará una ruta de calles del centro con velocidad máxima a 20 km/h en las que el ciclista pueda ir a contramano.

El Ayuntamiento de Sevilla recupera su apuesta por la bicicleta. La delegación de Movilidad, en colaboración con la asociación ciclista A Contramano y su grupo de teatro Tararí que te vi, ha lanzado la campaña publicitaria #MuéveteporSevillaenbici con cuatro anuncios que promueven el uso de la bicicleta para hacer compras navideñas en el pequeño comercio del centro con ahorro de tiempo y dinero, y recuerdan al ciclista que debe respetar siempre que la prioridad la tienen los peatones, y bajarse de la bici en las calles comerciales con más afluencia de personas como Sierpes, Tetuán y otras. Los vídeos se han colgado en internet y en las redes sociales.

El concejal socialista Juan Carlos Cabrera recordó que esta campaña se suma a la de concienciación a ciclistas en las calles comerciales sobre las obligaciones que marca la ordenanza y en multas a los infractores. Cabrera anunció que la apuesta del gobierno de Juan Espadas por la bici se traducirá en un nuevo plan director de la bici que se someterá a la Mesa de Movilidad constituida, y en diseñar con la entidad ciclista una ruta de calles para recorrer el centro de norte a sur y de este a oeste donde se dé prioridad al peatón y donde los ciclistas puedan circular a contramano en las zonas donde sea posible. La idea es reformular estas rutas que ya están en el plan urbanístico sevillano (PGOU) de 2006.

Ricardo Marqués, dirigente de A Contramano y uno de los padres del carril bici sevillano, explicó que «la ordenanza vigente en Sevilla no permite a los ciclistas circular a contramano, pero sí admite que se diseñen tramos donde esto sea posible». Y así se hará actualizando las rutas que marcaba el PGOU. Respecto a los ciclistas que practican desde hace años esta circulación a contramano, Marqués respondió que no pueden hacerlo mientras no se diseñen esos tramos, y que los peatones también infringen el reglamento que les obliga a circular por la acera derecha.

Para Marqués, las calles idóneas para circular en bici a contramano son las de acera y calzada al mismo nivel (llamadas «de plataforma única») donde los vehículos deben pasar a una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora, por lo que un ciclista a contramano no plantea ningún problema. El listado de esas calles de circulación a contramano para bicis será propuesto por A Contramano al área de Movilidad en los próximos meses.

En el centro ya hay tramos de calles con acera y calzada al mismo nivel y por tanto con velocidad 20, como es el caso de Jesús del Gran Poder esquina Conde de Barajas por la presencia del conservatorio de Música. Pero la realidad es que pocos vehículos respetan la señal que advierte de «absoluta prioridad al peatón», como muestra la imagen inferior.

La asociación ciclista de Sevilla lamenta que en la actualidad no se puede recorrer el centro de norte a sur y de este a oeste sin bajarse de la bici, por ejemplo desde la Puerta de Jerez hasta la Alameda, y agrega que en el casco histórico la ordenación del tráfico para los coches no debe ser la misma que se aplique para las bicis.

La adscripción del Ayuntamiento en pleno a la Red de Ciudades que Caminan servirá para establecer esas calles a lo largo del centro con prioridad de paso para peatones y ciclistas, explicó el delegado socialista.

En políticas de fomento de la bici, el Ayuntamiento también quiere crear itinerarios escolares para que los niños y sus familias puedan caminar con seguridad hasta el centro escolar. Recuperará la Oficina de la Bici y ampliará el carril específico a más zonas de la ciudad.

En el acto de presentación de la campaña celebrado en la Casa de las Sirenas de la Alameda, Ricardo Marqués agradeció al Ayuntamiento su apoyo a la bicicleta frente a «los discursos excesivamente negativos contra la bici que se han escuchado en los últimos años», en referencia al mandato de Juan Ignacio Zoido. «Esperamos que se inicie una nueva etapa de colaboración. Estamos a favor de la bici y del pequeño comercio porque son aliados naturales, y no es dejar el coche en un aparcamiento de una gran superficie», señaló Marqués.