Expansión.com 16/01/2016 – La moda masculina crece sin parar. Solo hay que darse un paseo por determinadas zonas de Madrid y Barcelona para descubrir nuevas tiendas dedicadas a este sector. En muchas, la sastrería artesanal cotiza al alza por ser considerada como un valor añadido dirigido a una clientela al que le resulta menos encorsetado hacerse un traje a medida.

Pero hay que tener muy claro, para empezar, la diferencia entre la sastrería a medida artesanal y los trajes industriales a medida, donde únicamente se modifican algunos elementos de un traje ya hecho y que, por supuesto, tiene otros precios.

Los pioneros

Santa Eulalia, en Barcelona, y Yusty, en Madrid, han sabido adaptase a los nuevos tiempos.

Con más de 173 años de historia, Santa Eulalia ha evolucionado de sastrería tradicional a estar considerada hoy una de las 30 mejores tiendas masculinas del mundo. En 2011, tras dos años en obras para una remodelación a cargo del arquitecto americano William Sofield, reinauguró el local de 2.000 metros cuadrados en Paseo de Gracia. Junto a exclusivas marcas como Etro, Herno o Brunello Cucinelli, potencia su atelier propio de sastrería y camisería a medida en un área retirada donde a través de las ventanas se puede ver el trabajo de los sastres Marc Munill, Jari Mäkëla, Raúl Perera y el experto en camisería Eusebio Salvador. Sus trajes exigen hasta 42 horas de confección, con la participación de siete personas y el precio es de 3.300 euros. La experiencia termina tomando algo en su Bistrot & Champagne Bar.

En el caso del madrileño Yusti, una nueva generación familiar ha tomado el relevo de esta prestigiosa tienda con un nuevo establecimiento en la calle Serrano, diseñado por Lázaro Rosa Violán. Junto a firmas como Lanvin, Moncler o Moscot, disponen de un área dedicada al bespoke entre los cinco espacios en que está dividida la tienda. Allí el sastre Mario Zafra hace trajes a medida en los que se invierten unas 50 horas. Empresarios, políticos y banqueros encargan normalmente trajes tradicionales, que favorezcan pero que no pasen de moda, ya que su duración es entre 10 y 15 años. Los precios, a partir de 2.900 euros.

Grandes almacenes

La sastrería artesanal de El Corte Inglés ha existido casi desde sus orígenes, pero ahora se potencia en nuevos centros como el dedicado exclusivamente a moda masculina que se ha inaugurado recientemente en la madrileña calle de Serrano.

Con un perfil de cliente que busca diferenciarse con una prenda personal hecha a mano, los trajes se realizan con tejidos de alta calidad, especialmente italianos e ingleses; en pura lana, de hechuras clásicas, con microdibujos y en colores negro, azules y grises. A partir de 1.500 euros.

Los novedosos

Con clientelas más jóvenes, que cada vez aprecian más la sastrería a medida, otras tiendas se suman a estas tendencias, como es el caso de Belgrave, que aúna la tradición británica con la tendencia italiana. Dispone en su tienda de un área privada destinada a sastrería, en sus dos vertientes: made-to-measure y bespoke tailoring. Por lo tanto, sus precios también varían en función de cómo se haga el traje, en el caso del artesanal, a partir de 1.400 euros.

Massimo Dutti ha dado un giro de 180 grados a su concepto de personal tailoring. Si hasta ahora se centraba en aspectos más generalistas, actualmente se pueden modificar detalles tan concretos como la forma del pantalón o la chaqueta; el entretelado de las americanas o la elección de tejidos y formas. Cuentan con acabados artesanales de técnicas como el half o el full canvas, y reconocidos proveedores como Vitale Barberi Canonigo o Scabal.

Disponible desde el mes de septiembre en 65 tiendas de 8 países del mundo, su nuevo concepto de personal tailoring se divide en tres líneas: Country & Weekend Lux, la versión sportwear de la sastrería; Business Lux, con trajes para diario; y Extreme Lux, con el esmoquin o el icónico traje de tres piezas con chaleco cruzado. A partir de 795 euros.

Además, a la atención personalizada en la tienda, han sumado un espacio virtual privado donde, una vez efectuado su primer encargo, encontrará su historial de pedidos, sus medidas y la posibilidad de encargar camisas sin tener que acudir a la tienda.

En cualquier caso, hay que tener siempre en cuenta el antiguo dicho de Savile Row: si alguien le felicita por su nuevo traje a medida significa que su sastre ha fallado. Los trajes nunca deben parecer nuevos.

Direcciones

Santa Eulalia: Pº de Gracia, 93. Barcelona.

Yusty: Serrano, 54. Madrid.

El Corte Inglés: Serrano, 52 (Madrid) y www.elcorteingles.es.

Massimo Dutti: www.massimodutti.com

Belgrave: Velázquez, 61. Madrid.

Ver noticia original: http://www.expansion.com/directivos/2016/01/16/569a3c5a22601dd7258b4653.html