Expansión 11/02/2016 – Más del 13% de las ventas de estos artículos se pierden debido a la ‘piratería’, lo que se traduce en 27.000 puestos de trabajo menos en la Unión Europea, según el último estudio de la Oami.

Los nuevos informes de la Oficina de Armonización del Mercado Interior (Oami), la mayor agencia de propiedad industrial e intelectual de la UE, indican que el 13,5% de las ventas de joyas y relojes, y el 12,7 % de las ventas de bolsos y maletas en la UE se pierden debido a la falsificación.

Estas pérdidas de ventas se traducen también en la pérdida directa de 27.000 puestos de trabajo en esos dos sectores, ya que los fabricantes legítimos emplean a menos trabajadores de los que necesitarían si no existiesen falsificaciones.

Además, la pérdida anual total en la UE en ingresos de la Administración debido a los productos falsificados en estos sectores, en términos de impuesto sobre la renta de los hogares, cotizaciones a la seguridad social, impuesto de sociedades e IVA se calcula en 1.100 millones de euros.

La Oami estima que con esta piratería se pierden 27.000 empleos

El país más afectado es Italia, que copa la mitad de la fabricación total de bolsos y maletas en la UE, y es también el mayor productor de joyas y relojes de la eurozona, por lo que pierde aproximadamente 400 millones de euros al año debido a las falsificaciones.

Le siguen Francia, Alemania, Reino Unido y España. En concreto en nuestro país el sector de los bolsos y las maletas pierde 123 millones de euros al año debido a la presencia de productos falsificados en su mercado, el 11% del total de las ventas. En cuanto a la fabricación de joyas y relojes las pérdidas alcanzan los 204 millones.

Para el presidente de la Oami, Antonio Campinos, «ambos sectores están compuestos en su gran mayoría por microempresas, que emplean a menos de diez trabajadores, por lo que son especialmente vulnerables a los efectos económicos de la falsificación».

Ver noticia original: http://www.expansion.com/valencia/2016/02/11/56bc7b71ca4741cc0b8b4653.html