El Mundo 29/02/2016 – La forma de comprar evoluciona y el cambio pasa por lo digital. Los métodos de compra han cambiado, el e-commerce es uno de los principales canales.

Ahora que los chefs son los nuevos rock stars, se acabó lo de ir a hacer la compra:la compra viene a ti. No se trata del ya casi tradicional servicio online de cualquier supermercado que se precie, sino de que un ser humano en el que se puede confiar pasea los pasillos del supermercado por ti, elige lo que más te conviene y lo deposita en tu hogar, en algunos casos incluso en una hora. Los personal supers ya están en España, y algunos se basan en esa figura ya conocida en el universo de la moda: los personal shopper -valga la redundancia- que, esta vez, no compran la falda que mejor le puede sentar a su cliente sino el mejor pescado que éste puede servir en su mesa.

Son aplicaciones para teléfonos móviles como Lola Market y Comprea y canales web como Organizad@s. Al hilo de las revoluciones digitales que afectan -y cambian- a todos los sectores (musical, editorial, periodístico, cinematográfico…), la forma de hacer la compra comienza a variar, aunque no está claro todavía que se pueda ahorrar. Lo que sí es seguro es que los nuevos tiempos traen, sobre todo, comodidad. Imagine: son las ocho y media de la mañana y se dirige hacia el trabajo, está en el metro, o en el autobús, y en el trayecto puede ver saciadas sus necesidades alimentarias -y caprichosas- a golpe de clic, clic, clic. Por la tarde, cuando llegue a casa, cuando esté tomándose un café sentado tranquilamente en el sofá, sonará el timbre y tendrá sus viandas, cuidadosamente envueltas, cuidadas; como diría Mary Poppins de ella misma, prácticamente perfectas.

MERCADOS ha realizado tres compras distintas, una en Lola Market, otra en Comprea y una más en Organizad@s con la intención de analizar cuál es más conveniente para según qué ocasión. Las tres opciones destacan por su extrema especialización, y las tres están en expansión. Comprar con Lola Market significa comprar en los mercados del barrio, y entiéndase barrio por Madrid al completo. Cuenta su fundador, Luis Pérez del Val, que «pronto estarán presentes en Barcelona» y posiblemente en otras ciudades españolas; por el momento, el deleite será para los madrileños. Lola no se llama Lola al azar, detrás hay un gusto por lo delicatessen y los productos de altísima calidad. Recuerda al picante candor del inicio del libro más célebre de Vladimir Nabokov, Lolita, Lo-li-ta, esto es, una compra de lo más cuqui.

Dice Del Val, cuya apuesta nace en abril de 2015, que «la cesta de la compra es la segunda partida de gasto de las familias en España después de la hipoteca» y que «muchos indicadores apuntan a una revolución del sector». «Tan sólo un 1% de la población hace su compra online, cuando hay países en Europa en los que esta cuota ronda el 7%. La forma de hacer la compra va a cambiar significativamenteen los próximos años y esta evolución pasa por lo digital» afirma.

Recursos tecnológicos

Lola Market -con un 75% de consumidores féminas y un 25% hombres- aspira a implantar en España el concepto fast fresco, y que se olvide un poco el fast food. «Tenemos derecho a tener una vida más saludable y a vivir más cómodos», apuntan desde esta empresa, a la que lo mismo acude «una mujer para hacer la compra semanal o mensual en Mercadona, Dia o El Corte Inglés» pero que quiere también «productos frescos de mercado para hacer la papilla de un bebé».

«Un avezado cocinero puede atreverse con una receta el fin de semana y necesitar productos con un servicio exprés del Mercado de la Paz o Chamartín y un niño querer hacer tortitas o gofres de US Market o Taste of America. Y ese mismo matrimonio puede organizar un picoteo por la noche con amigos a base de quesos y charcutería de La Garriga o Poncelet», continúan.

Otra particularidad por la que destaca Lola es por su apuesta global, que «desarrolla la marca en 360º con aplicaciones online, web, presencia en televisión y en redes sociales, en colaboración con la agencia Domno». Es más, la presencia digital de Lola la rige su personal shopper estrella, Mr. Colibrí, «un solucionador de problemas que conoce todos los trucos a la hora de comprar». Desde Lola Market incluso imaginan un futuro en el que iremos «al supermercado con nostalgia a recordar lo que antes hacíamos».

Su modelo de negocio, explica Del Val, se inspira en el estadounidense Instacart, «una compañía con 2.500 millones de dólares de valoración que está revolucionando el sector». Y en esta inspiración coincide con los emprendedores que están detrás de Comprea, una aplicación «nacida en la aceleradora valenciana de start-ups Plug and Play a principios de 2015. Los responsables, Javier de la Llave, Javier Berlana, Martín Chamarro e Ismael González buscaban un «reto con el que poder facturar con cada cliente y, por aquel entonces, Instacart acababa de levantar una ronda de 200 millones de dólares en Estados Unidos». «No había nadie haciendo algo así en Europa y cumplía nuestros requisitos así que nos pusimos a trabajar», relatan.

Al igual que Lola Market, Comprea también pone su empeño en la figura delpersonal shopper. Al principio, se encargaban los propios fundadores. «Cada vez que entraba un nuevo pedido cogíamos el carrito de la compra, nos poníamos la camiseta de shopper y salíamos pitando de la oficina a hacer la compra. Esto nos permitió ver de primera mano los problemas y retos que les surgirían posteriormente a nuestros shoppers, lo que a la larga nos ha permitido crecer, en tan solo nueve meses, de tres códigos postales en el centro de Valencia a dar el salto a Madrid y tener presencia en unos 68 códigos postales», cuentan.

Otra característica de Comprea es su sencillez y funcionalidad. Es una aplicación clara, simple en el mejor sentido de la palabra, fácil de usar. Además, desde la apppuedes seguir los pasos de la persona que compra por ti: cuándo empieza la compra, cuándo la termina, cuándo se está acercando a tu casa… Sirven productos de «uno de los mercados de productos frescos más importantes de Europa, el Mercado Central de Valencia, y productos ecológicos de Herbolario Navarro».

Sencillez y funcionalidad

Si Lola Market está especializado en el producto delicatessen y Comprea destaca por su sencillez de uso, funcionalidad y control del tiempo, la web Organizados.esse centra en el producto fresco, la carne de alta calidad y la posibilidad de que «los consumidores hagan la compra directamente al productor, sin intermediarios». «Los métodos de compra han evolucionado y las plataformas de e-commerce se están convirtiendo en uno de los principales canales de compra en nuestros días. Además, la cultura de la salud y el bienestar ha hecho que empecemos apreocuparnos mucho más por lo que comemos y se ha producido una proliferación en el consumo de productos ecológicos», explica Ramón Pavía, director general de Organizados.es.

Difiere de las anteriores opciones en que carece de app pero su navegación es perfectamente óptima desde el móvil. Consideran la carne como uno de sus productos estrella, reparten en 24 horas en Madrid y en 48 en el resto de la península y «el producto va desde el proveedor hasta el consumidor directamente, sin intermediarios y acabando con las largas cadenas de distribución que provocan que el producto pierda calidad y aumente su precio.

«Nos dimos cuenta que el modelo de distribución tradicional nos trata a todos por igual, no entiende de diferencias, no se pone en el lugar de las familias españolas y no comparte nuestras preocupaciones, ni se adapta a nuestro estilo de vida. Un estilo de vida complejo, que ha cambiado mucho», detallan.

Ver noticia original con imágenes: http://www.elmundo.es/economia/2016/02/29/56cf55a246163f1a308b4608.html