Expansion.com 09/03/2016 – El Parlamento británico votó hoy en contra de la ley propuesta por el Gobierno del primer ministro, David Cameron, para liberalizar los horarios comerciales en domingo en Inglaterra y Gales.

Con el respaldo de unos 30 diputados del Partido Conservador, que se rebelaron contra su propio Ejecutivo, la Cámara de los Comunes desestimó la medida por 317 votos a favor y 286 en contra, lo que consumó la segunda derrota parlamentaria que sufre Cameron desde que logró la mayoría absoluta en las elecciones generales de mayo.

El plan habría permitido a los ayuntamientos alargar el periodo de seis horas en las que actualmente se permite abrir a los comercios los domingos.

La medida podría haber aportado a la economía británica unos 1.500 millones de libras (1.935 millones de euros) en diez años, según las cifras del ministerio de Negocios e Innovación británico.

 Los parlamentarios «tories» disidentes se sumaron a los argumentos de la oposición laborista, que defendió durante el debate que la ley debe respetar el tiempo de descanso de los empleados del sector del comercio minorista.

En septiembre, Cameron perdió la primera votación de la legislatura cuando 37 de sus diputados votaron en contra de una reforma de las normas que regirán durante la campaña para el referéndum sobre la pertenencia a la Unión Europea (UE), que se celebrará el 23 de junio.

Ver noticia original: http://www.expansion.com/agencia/efe/2016/03/09/21743426.html