Saltar al contenido

Una chuche por un tuit

Lavozdegalicia.es 05/03/2016 – AQUÍ NO PAGAS, TUITEAS Llega a Galicia una técnica de márketing que consiste en abonar el producto con tus comentarios en las redes sociales. Las tiendas buscan así atraer público in situ, para frenar la compra por Internet.

Si hoy en día ya puedes comprar por Internet lo que sea, a cualquier hora, en pijama y con el paquete en la puerta de casa en cuestión de horas, ¿para qué vas salir de tiendas? La necesidad de continuar como el principal punto de venta ha agudizado el ingenio de los gurús del márketing. En palabras de Chío Infante, experta en mentoring comercial, «las tiendas van a dejar de ser sitios donde se compra y se paga a la salida, porque ese proceso ya lo podemos hacer desde nuestras casas». El futuro pasa por convertirse en lugares llenos de experiencias, donde encontrar «eso» que no te puede dar Internet: la interactividad, el juego, la diversión, una conversación…

El cliente tiene que encontrarse a gusto y poder darse un paseo por un lugar con el que poder interactuar. Y además, divertirse.

PRACTICA EL «GOMITWEET»

Una opción es la que ha lanzado de manera pionera en Galicia la empresa Parada Dulce. Consiste en un original sistema de degustación de gominolas. En el barrio del Inferniño, en Ferrol, la cadena abrió esta semana un nuevo establecimiento en el que puedes probar los nuevos sabores de sus productos con solo enviar un tuit y poner el hashtag #gomitweet #paradadulce. Qué caray. Si hasta las campañas políticas son lanzadas a la opinión pública con etiqueta de Twitter incorporada, no iban a ser menos las chuches.

Esta es una época de grandes centros comerciales que pelean por las visitas de los clientes, pero estos, en realidad,  practican el showrooming: echan un vistazo y luego buscan más barato por Internet. Y esto coexiste, plenamente, con el llamado webrooming: el cliente escoge primero en Internet el sofá que le gusta y luego va a la tienda a probarlo y comprarlo.

Así las cosas, aún hay esperanza para las tiendas ya que también hay un regreso a la cultura de la compra local: no solo nos importa lo más barato, sino la compra en ese lugar donde nos divertimos, donde conocen nuestro nombre y nos tratan como en casa.

Esto no está reñido con la era de la compra en pantalla, sino que los pequeños comercios serán los grandes favorecidos por ella si saben cómo usarla. El comercio electrónico ha llegado para quedarse, y en términos de márketing, eso no es más que un nuevo canal a través del que conversar con el consumidor. «Las redes sociales tienen muchas ventajas, nosotros hablamos directamente con los clientes a través de ellas, nos hacen pedidos, nos preguntan sobre gominolas para diferentes alergias, nos piden lo que les gusta e incluso nos mandan fotos de sus coches o motos favoritos para que les hagamos una réplica en forma de tarta de chuches», comentan desde la empresa.

En Parada Dulce se dieron cuenta de que sus clientes siempre acababan comprando las mismas chuches, sus favoritas. A saber: regalices de fresa, ladrillos azucarados, fresitas, nubes de nata, plátanos, melones de chicle y lenguas de limón. Con la intención de que se abrieran a otros sabores, como la mora, la sandía, la mandarina o el kiwi, decidieron lanzar el Gomitweet. Si la tuiteas, pruebas gratis tu gominola.

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos