Expansión 04/09/2016 – La cadena de muebles sueca cambia el concepto «sírvase usted mismo», que impera en los buffets, por su tradicional «hágalo usted mismo» en este establecimiento pop-up que abrirá sus puertas el próximo 10 de septiembre.

Ikea traslada su filosofía ‘hágalo usted mismo’ al mundo de la hostelería con ‘The Dining Club’ un restaurante pop-up en el que los clientes serán los encargados de cocinar y servir su propia comida, cena o brunch y la de, como máximo, los 20 familiares y amigos que le acompañen en esta aventura culinaria que propone la cadena sueca.

El próximo 10 de septiembre, y durante sólo 15 días, Ikea abrirá las puertas de este establecimiento en Londres para que los ‘cocinillas’ de la casa tengan la oportunidad de «impresionar a sus amigos en un restaurante donde tendrán a su disposición sus propios ayudantes y camareros y contarán con lasupervisión y el consejo de un cocinero profesional».

Además del gran atractivo que ya conlleva esta experiencia para los chefs en potencia, ‘The Dining Club’ cuenta con un extra: toda la comida y la bebida serán gratuitas para los afortunados que logren reservar mesa (y, en este caso, cocina) a través de la web que ha habilitado la compañía, ya que las plazas, dado lo efímero de este restaurante, son muy limitadas.

El objetivo, según ha explicado la propia firma, no es que los comensales experimenten por unas horas las sensaciones que viven a diario los cocineros profesionales o los concursantes de algunos realities enfocados en el mundo de la gastronomía, sino «disfrutar de la alegría de cocinar juntos», una costumbre a la que dedicamos cada vez menos tiempo en nuestro ajetreado día a día.

‘The Dining Club’ también contará con una tienda centrada exclusivamente en el menaje de cocina y ofrecerá una serie de talleres especializados que versarán, entre otros temas, sobre el futuro de la restauración, la preparación de platos especiales para niños o el aprovechamiento creativo de las ‘sobras’ .Los clientes también pueden apuntarse a estas charlas a través de Internet. Asimismo, y para no defraudar a los numerosos amantes de sus albóndigas suecas, Ikea reservará un espacio en este establecimiento para una de sus afamadas cafeterías.

Ver noticia original: http://www.expansion.com/empresas/distribucion/2016/09/03/57cac22446163f8b028b4630.html