Saltar al contenido

El Gobierno Vasco acordará con los comerciantes los periodos de rebajas

  • El Constitucional rechaza el recurso del Ejecutivo y avala la norma estatal que liberaliza la fecha y duración de los saldos

 Con tantas ofertas como hay ya todo el año, las rebajas de enero no son lo que eran, pero los comercios siguen preparando con mimo tanto esta campaña como la de julio porque todavía representan hasta el 40% de sus ventas anuales. Una sentencia del Tribunal Constitucional, sin embargo, amenaza con reducir notablemente la efectividad de este período de descuentos, ya que ratifica el Real Decreto que aprobó el Gobierno central en 2012 y que permite decidir libremente los horarios y las fechas para lanzar tanto esta como todo tipo de promociones.

Durante estos cuatro años la medida no había entrado en vigor en Euskadi porque el Ejecutivo vasco presentó un recurso de inconstitucionalidad al entender que esta normativa invadía competencias exclusivas de su administración.

 «En principio no creemos que el fallo del Constitucional vaya a tener mucha incidencia, porque el consumidor está habituados a las fechas de enero y julio», remarca Lourdes Lázaro, directora gerente de San Sebastián Shops. A su juicio, tras la decisión judicial, «probablemente no pasará nada» porque «el comercio está tan consolidado que seguramente todo seguirá igual».

El Departamento de Turismo, Comercio y Consumo recordó que la resolución judicial hace referencia a los horarios comerciales y a los periodos de rebajas, pero que no anula las regulaciones sobre rebajas como pueda ser la denominación, el etiquetado, la prohibición de venta de artículos deteriorados o las devoluciones, que afectan a los consumidores y usuarios.

Por ello aseguró que, «dentro del respeto a la Ley, se va a seguir trabajando en defensa de los intereses del sector, junto a las asociaciones de comerciantes, como se ha venido haciendo hasta ahora desde que se conoció la sentencia».

En este sentido, precisó que la legislación estatal «marca unos márgenes mínimos y máximos en cuanto a horarios y cantidad de festivos en los que se permite la apertura», que el Gobierno vasco «consensuará con los agentes del sector comercial».

«Confiamos, además, en que la propia autorregulación del comercio vasco, el consenso y los acuerdos contribuirán a encontrar el equilibrio entre la aplicación de la norma y las necesidades de los comerciantes», concluyó.

Txomin Telletxea, presidente de la asociación Ezkerraldenda y que aglutina a más de 1.400 negocios de la Margen Izquierda de Bilbao, se muestra taxativo al respecto. «Somos totalmente contrarios a esta medida contra un pequeño comercio que no deja de recibir golpe tras golpe», protesta. En consecuencia, adelanta que su agrupación abogará por «seguir como hasta ahora porque no se puede cambiar la mentalidad del cliente y del comerciante a golpe de decreto».

Por su parte Jorge Aio, gerente de BilbaoCentro, plantea hablar «entre los agentes implicados para que cada uno no haga la guerra por su cuenta». Y ve urgente analizar entre todos las repercusiones de los otros dos puntos que incluye la sentencia: aumenta de 72 a 90 las horas semanales permitidas y de 8 a 10 los festivos y domingos que se puede abrir al año. «Una mayor flexibilidad horaria puede venir bien para optimizar el tiempo de ocio del cliente y mejorar las ventas, pero es cosa de estudiarlo todo muy bien», matiza.

LAS FRASES

Lourdes Lázaro

San Sebastián Shops

«No creemos que vaya a tener mucha incidencia, porque el consumidor está habituado a las fechas»

Gobierno Vasco Comunicado

«Vamos a encontrar el equilibrio entre la aplicación de la norma y las necesidades del sector»

Fuente: Diario Vasco

AGECU