Tras los Reyes, las rebajas empiezan oficialmente este sábado con una previsión de ventas de unos 4.000 millones y la creación de 93.000 empleos.

Las rebajas de invierno comienzan hoy -aunque arrancan oficialmente el sábado 7 de enero- con una mayor previsión de ventas y la creación de 93.000 empleos que reforzarán las plantillas del sector comercial.

Desde mañana hasta el 28 de febrero, los establecimientos aplicarán descuentos iniciales del 50% que alcanzarán en muchos casos el 60 y el 70% en segundas rebajas, aunque la liberalización de las fechas de inicio enfrenta a pequeñas y grandes superficies.

Las principales patronales del sector esperan una «buena» campaña de rebajas -que ya ha empezado en numerosas tiendas-, en la misma línea que ha evolucionado el consumo que, a falta de los datos de diciembre, acumulaba 26 meses consecutivos de incrementos.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), la patronal de las grandes superficies, entre las que figuran El Corte Inglés, Carrefour, Media Markt o Ikea, prevé un «buen arranque», mientras que la Confederación Española de Comercio (CEC) concreta que los pequeños y medianos establecimientos aumentarán sus ventas un 3%, por debajo de 2016, cuando crecieron entre el 4% y el 5%.

La Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex) es más optimista y calcula que el sector venderá un 5% más en estas rebajas, con lo que podrá corregir un año «malo», marcado por la incertidumbre política y la climatología adversa.

El presidente de Acotex, Eduardo Zamácola, ha declarado a EFE que la patronal textil confía en que estas rebajas estén en línea con la recuperación económica.

El cartel mañana, los comercios online, antes

Así, las grandes superficies colgarán desde mañana el cartel de rebajas en un entorno marcado por la recuperación del empleo, la confianza y el gasto de los hogares, tras una campaña navideña «muy positiva», según han informado a Europa Press en fuentes del sector.

Culminarán el periodo más relevante para el comercio de todo el año en España, según Anged, que destaca que esta época ya toma impulso con los descuentos y promociones del ‘Black Friday’ y ‘Cyber Monday’, fechas clave actualmente para el sector retail, para continuar con la tradicional campaña de Navidad.

Según un informe del panel Shopper Trak, se prevé un incremento del 25% en la afluencia de clientes a los centros y grandes ejes comerciales en el centro de las ciudades.

El Corte Inglés y las firmas del grupo Inditex -Zara, Bershka, Stradivarius, Oysho, Üterque, Pull&Bear, Massimo Dutti y Zara Home- colgaran mañana el distintivo rojo de Rebajas en sus tiendas, aunque la campaña de invierno está cada vez más «desdibujada» en el tiempo.

Solo en el fin de semana, El Corte Inglés espera tres millones de visitantes en sus centros comerciales en busca de algunas de los 4 millones de referencias que tendrán descuentos de hasta el 50%.

El descuento medio que aplicarán los establecimientos está comprendido entre el 40 % y en 50%, aunque el sector coincide en que en esta campaña las rebajas serán menores en relación a los descuentos de hasta el 75% que se pudieron ver en los años más duros de la crisis.

Liberalización comercial

Desde la liberalización comercial aprobada por el Gobierno en 2012, los establecimientos tienen la libertad de adelantar el inicio de las rebajas de la forma que estimen oportuna.

Hasta ese año, las rebajas de invierno solían empezar el 7 de enero.

Las dos grandes superficies se sumarán así a las rebajas que ya se ven en Cortefiel, H&M, Desigual, Bimba y Lola, Women’secret, Springfield, Mango, Pedro del Hierro, Asos, Trucco, Amichi, Topshop, Xfera, C&A, Hollister o Ikea, que han adelantado los descuentos aprovechando las compras previas al Día de Reyes.

Adelantar o alargar los periodos de rebajas es una práctica que despierta los recelos del pequeño y mediano comercio, cuya patronal ha planteado la necesidad de acometer una «gran reflexión».

En su opinión, la situación actual «puede afectar al concepto original de rebajas» y con ello dejar de ser la «herramienta que permite a los comerciantes vender sus existencias de temporada».

El presidente de la CEC, Manuel García Izquierdo, ha pedido al Gobierno que establezca un periodo de rebajas «mejor definido en el calendario», con el fin de garantizar una adecuada promoción y no «desorientar al consumidor».

Sin embargo, las grandes superficies -excepto El Corte Inglés e Inditex- son partidarias de aplicar el adelanto para hacer coincidir las rebajas con los últimos días de la campaña de Navidad y poder competir con los descuentos más agresivos de las plataformas digitales

El sector coincide en afirmar que este próximo fin de semana será el de mayores ventas, al ser el primero de la campaña y al coincidir con un domingo de apertura comercial en todas las comunidades, excepto en el País Vasco.

Creación de empleo

Además, la campaña de rebajas de invierno generará más de 93.000 contratos, lo que supone un incremento del 6% respecto al ejercicio anterior, según la previsión realizada por Adecco.

En concreto, los sectores vinculados con el gran consumo como la alta perfumería y cosmética, electrónica, juguetería, alimentación, distribución y ‘retail’, imagen y sonido, logística y transporte, e incluso hostelería y restauración serán los que más puestos de trabajo generen.

En cuanto al número de contrataciones, atención al cliente y fuerza de ventas serán las áreas que aglutinen más contratos, siendo el perfil comercial como promotores, azafatas de imagen, teleoperadores o dependientes lo más buscado en esta campaña de descuentos.

Por su parte, la Confederación Española de Comercio (CEC) prevé una mejora anual de las ventas del 3% para la campaña de rebajas de invierno, aunque considera que es el momento de que se lleve a cabo una «profunda reflexión» sobre los periodos de descuentos.

La CEC justifica su petición ante el gran número de comercios que han aplicado descuentos en plena campaña de Navidad, lo que podría afectar al concepto original de las rebajas, entendidas como «una herramienta que permitía a los comerciantes vender su stock de temporada».

Fuente: Expansión