¿Qué planes preparan las empresas de consumo para 2018?

Las empresas de consumo españolas tienen claras sus prioridades de cara al año 2018. Según el informe ‘Enfocados en el cliente: el modelo de omninegocio’ de KPMG, los nuevos retos serán: la generación y conservación de los clientes, un mayor uso de las redes sociales y atraer, desarrollar y retener a profesionales con talento se sitúan a la cabeza, tal y como indica el 39% de las respuestas.A nivel global, las compañías optarán, en primer lugar, por fomentar la transformación digital de su negocio y aumentar el uso de redes sociales (ambas con un 30%), aunque también se centrarán en mantener profesionales con talento en su plantilla (27%).

Por otro lado, las compañías de consumo son conscientes de la importancia de integrar no ya solo sus canales de venta sino también la totalidad de sus procesos con el objetivo de convertirse en un ‘omninegocio’ centrado en el cliente.

De hecho, pese a que en la actualidad solo el 8% de los directivos españoles afirma tener sus canales integrados, en los próximos dos años el 55% confía en haber alcanzado la omnicanalidad. Esta cifra aumenta si se analizan los resultados a nivel global, donde el 74% de las empresas de consumo planea haber conseguido la integración de sus canales en ese mismo periodo.

Igualmente, el uso de análisis de datos se revela como una herramienta imprescindible para estas empresas: su uso casi llegará a duplicarse en los próximos dos años. En este sentido, las empresas españolas se enfocarán principalmente en la fijación de precios y surtido (74%), crear experiencias relevantes y personalizadas para los clientes (71%) y en predecir la demanda de los clientes (68%).

La cadena de suministro es también clave para las empresas a la hora de soportar nuevos modelos con canales integrados. Para mejorar su integridad y calidad en los próximos dos años, las firmas españolas lo tienen claro: mejorar la colaboración entre fabricantes, proveedores y minoristas es la primera opción para el 63%, un aspecto que se revela también importante si se analizan los datos globales (40%).

El enfoque millennial
Además de estos retos, las empresas tienen que hacer frente a la entrada de una nueva generación que está cambiando los patrones de consumo: los millennials. Nacidos entre 1980 y 2000, representa en la actualidad a 2.000 millones de ciudadanos.

La predisposición de esta generación a gastar más en salud y bienestar es la característica millennial que mayor oportunidad representa para las compañías de consumo españolas (68%), seguido de su nivel educativo superior al de otras generaciones (47%), y a la importancia que dan a la autenticidad y a los productos elaborados localmente (42%).

Sin embargo, para las compañías de consumo supone un importante reto que los millennial estén menos influidos por la publicidad tradicional (42%), así como el hecho de que les encante ir de tiendas y mirar los productos, pero sean menos propensos a comprar (37%). También supone una dificultad que estén más influidos por las opiniones que encuentran en internet, sean más propensos a comprar mediante un dispositivo móvil y tengan diferentes curvas de adopción de producto (todas con un 32%).