Quiere mudar la piel y entra de lleno en la era digital con una web, una app móvil y una asesoría legal y de comunicación

El pequeño comercio de Sevilla quiere sacudirse la tradición y todo lo que lo estanca y entrar de lleno en la era digital. La federación que los representa en la capital Feicase ha aprovechado el cuarenta aniversario de su fundación para dar un tirón de orejas al sector, que pide a gritos una modernización. Este cambio ha comenzado por la institución que estrena nuevo logo y una ambiciosa campaña presentada este martes. El escenario elegido ha sido la sede de la Caja Rural del Sur, en plena Plaza de la Magdalena, y ha contado con la presencia de la delegada municipal de Economía, Carmen Castreño, y el presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), Miguel Rus.

La imagen sobre la que se apoya esta iniciativa es una imponente perspectiva de las Setas de la Encarnación que son el corazón del comercio tradicional. Justo en la esquina de la plaza con la calle Imagen inició su actividad comercial la familia de Manuel Barea, máximo responsable de la Feicase, que ha querido compartir ese recuerdo con el público asistente a un acto nada usual. «Somos conscientes de que para lograr el éxito hay que enfrentarse al reto que se nos pone delante», ha asegurado en clara alusión a los nuevos procesos tecnológico. «El papel de la asociación es decisivo para conseguir cambios profundos y reinventar la gestión -ha continuado- para ofrecer un servicio más ágil».

El proyecto, bautizado como «Comprar en Sevilla», contempla la creación de una página web y una aplicación móvil que ofrecerá información sobre cada establecimiento y la posibilidad de crear rutas turísticas que incorporen los comercios como puntos de interés. El secretario técnico de la federación, Jorge Parodi, ha explicado que «ya hay varias creadas que ligan perfectamente monumentos o lugares de visita obligada con locales tradicionales para comprar productos propios».

«¿Por qué Sevilla no puede ser un gran destino de compras?», se ha cuestionado durante su intervención que ha sido precedida por una puesta en escena al estilo americano que ha corrido a cargo del animador Javier Nemo. Igualmente ha destacado la creación de un amplio servicio de asesoría legal, técnica y de comunicación para que todos los socios puedan dar ese salto digital que el mercado demanda. «Ya no hay excusa», ha advertido tras recordar que «la federación estará siempre al servicio de los pequeños empresarios para facilitar ese trabajo».
Fuente: ABC