El Gobierno de Castilla-La Mancha publicará en abril una convocatoria de ayudas para promover la digitalización, la calidad y el diseño en la actividad del comercio minorista, además de promocionar las zonas comerciales prioritarias de la región.

Con esta convocatoria se pretende «modernizar la actividad de este sector, consolidar el tejido empresarial existente, estimular el empleo en el sector e incrementar su competitividad y rentabilidad, a través de la regulación de un conjunto de programas específicos», ha señalado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco,

Así lo anunció la consejera durante la clausura del I Encuentro Empresarial ‘Tiempos de cambio. Perspectiva de una nueva gestión empresarial’, organizado por el Ayuntamiento de La Solana (Ciudad Real), ha informado la Junta en nota de prensa.

Durante el acto, Franco detalló que el Consejo de Gobierno ya ha tomado conocimiento de la orden que establece las bases reguladoras para la concesión, en régimen de concurrencia competitiva, de las ayudas citadas, organizadas en torno a cuatro programas de actuación, con los que, aseguró, «queremos promocionar la calidad de los productos que se comercializan en cada tienda».

La voluntad del Ejecutivo regional, resaltó, pasa también por fomentar el diseño e impulsar a las asociaciones empresariales que aglutinan al tejido minorista, con actuaciones que puedan fortalecer la dinamización en el territorio, así como favorecer el uso de las nuevas tecnologías.

La consejera puso en valor que estas ayudas están destinadas a un sector que tiene un papel fundamental en la vertebración de la economía de la región, con más de 25.000 comercios que siguen generando empleo y riqueza, después de atravesar años de dificultad con la caída del consumo interno.

El programa de ayudas centrado, precisamente, en la implantación de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) «busca la incorporación de nuevas tecnologías en las pymes comerciales minoristas que mejoren la gestión empresarial, así como la visibilidad y presencia en Internet y la integración del comercio electrónico en su práctica habitual», ha destacado la consejera.

Por lo que respecta al programa de ayudas a la Promoción de la calidad, éste persigue la implantación y certificación de sistemas de calidad en las pymes comerciales minoristas de Castilla-La Mancha, como la implantación de la norma UNE 175.001 o la certificación de la norma UNE 175.001, como ha detallado.

Por su parte, con el programa de promoción del diseño se pretende potenciar la mejora de la imagen comercial de los establecimientos, de manera que se produzca un salto cualitativo que se refleje de manera directa en rentas.

La cuarta línea de trabajo de estas ayudas se centrará en la promoción de zonas comerciales prioritarias, «que busca incentivar a las asociaciones de comerciantes de zonas con tradicional dinamismo comercial, formadas por comercios situados alrededor de una calle comercial o de un centro que actúe como foco de atracción, de modo que puedan coordinar actividades conjuntas para lanzar a los ciudadanos una oferta comercial continuada, plural, especializada y competitiva».

Durante la clausura del encuentro empresarial la consejera entregó, junto al alcalde de la localidad, Luis Díaz-Cacho, los premios a la Asociación del Pequeño Comercio de La Solana, a la Asociación de Comerciantes y Usuarios del Mercado Municipal de Abastos y a la Asociación de Empresarios del Polígono Industrial de la localidad.

Fuente: lanzadigital.com