El reto es conseguir en un plazo de 4 años «unas 8.000 titulaciones», el número de empleos que necesita incorporar el comercio detallista de pescado y la gran distribución

Hasta ahora, el pescadero se hace. En el futuro, si prosperan los planes del Gobierno, se estudiará. El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente impulsa la creación de una titulación específica de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) para garantizar una formación a los profesionales de las pescaderías.

El secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo, declaró que ya ha concertado reuniones con la UNED y con la Secretaría General de Empleo, para analizar la posibilidad de sacar adelante esta oferta de estudios, dirigida a los pescaderos.

Faltan más de 8.000 pescaderos

López-Asenjo explicó que la naturaleza de dicha universidad y la presencia de sus centros en todo el país da «la mayor garantía» para poder implantar una titulación de manera armónica en todo el territorio. El reto, añadió, es conseguir en un plazo de tres o cuatro años «unas 8.000 titulaciones», el número de empleos que necesita incorporar el comercio detallista de pescado y la gran distribución, en el citado período, según las estimaciones del Ministerio.

 La directora adjunta de la Federación Nacional de Asociaciones Provinciales de Empresarios Detallistas de Pescado (Fedepesca), María Luisa Álvarez, comentó que existe un «vacío», por la falta de oferta de titulaciones, que acrediten una formación especializada de pescadero. Por ello, las pescaderías reclaman desde hace años estudios regulados, tanto para los que se quieran incorporar a este tipo de establecimientos como para los que ya están trabajando en este segmento detallista.

En ese sentido, ha señalado que la UNED es una institución de «prestigio» cuya modalidad educativa, a distancia, se adaptaría bien a los trabajadores del sector, que por sus horarios tienen difícil seguir una enseñanza presencial.

 En cuanto al proyecto con la UNED, apuntó que la idea es, o bien impulsar una rama de Formación Profesional (FP) o un «certificado de profesionalidad», con el visto bueno del Ministerio de Empleo.

Según la directora adjunta de los detallistas de pescado agrupados en Fedepesca, este tipo de titulación profesional podría servir de modelo para otros sectores del comercio minorista de alimentos.

Fuente: La Voz de Galicia