La empresa sueca incrementó su beneficio un 55% en 2016 y registró su mayor cifra de facturación desde 1997

Este ha sido un año especial para Ikea en nuestro país. La compañía sueca de decoración ha celebrado que hace 20 años que llegó por primera vez a España con importantes proyectos. Ha estrenado su web para comprar online y la semana pasada anunció la apertura de una tienda bastante particular en la calle Serrano de Madrid.

Además de con actos y anuncios, el grupo ha rematado este 20 cumpleaños con unas cifras que reflejan la consolidación y el arraigo en nuestro país. En 2016 la empresa incrementó su beneficio un 55% y registró su mayor cifra de facturación desde que llegó en el año 1997.

La compañía de decoración detalló hoy sus resultados de 2016. Este fue un año en el que facturó 1.385 millones de euros. En sus tiendas recibió más de 40 millones de visitas, un 7,7% más que el año anterior.

En todas las ciudades donde está presente ha crecido: Cataluña es su mercado más destacado, con un crecimiento del 8,2%; seguido de Madrid, donde facturó un 7,7% más.

La plantilla de Ikea a día de hoy asciende a 8.158 personas y en 2016 ha aumentado un 12% con respecto a 2015. Las pasadas Navidades ya extendió la posibilidad de comprar online a todas sus tiendas, un servicio que hasta ahora no tenía y que muchos clientes demandaban.

España, mercado clave

A lo largo de los últimos meses el grupo sueco ha insistido en la importante que tiene España para su negocio. En nuestro país, de hecho, están desarrollando un plan de expansión para el que se ha previsto una inversión de 1.500 millones de euros hasta 2025, según el directo general de Ikea Ibérica, Tolga Öncü.

Además, ha elegido España como conejillo de indias para testar un nuevo proyecto: un modelo de tienda experimental en el consumidor podrá customizar sus muebles, recibir asesoramiento en materia de decoración, asistir a talleres, preguntar dudas al armario interactivo o tomarse un aperitivo.

Ikea temporary, como se ha bautizado este nuevo concepto de tienda, abrirá este verano en una de las arterias más comerciales de Madrid, en la calle Serrano.

La cadena se ha dado un periodo de prueba de seis meses para ver cómo marcha el experimento, en el que ha invertido más de un millón y medio de euros. Si funciona, se podrá replicar el modelo en otras ciudades españolas y también en otros países.

Fuente: El Mundo