Las grandes marcas de moda siguen diferentes estrategias a la hora de encarar el inicio del periodo de descuentos de la temporada estival: desde el adelanto de la fecha de inicio, hasta ofertas sólo online o para clientes VIP.

Es una de las imágenes clásicas del verano. Decenas e, incluso, centenares de personas esperando en la puerta de grandes almacenes, centros comerciales e, incluso, en tiendas destacadas en las principales arterias comerciales, la apertura de dichos establecimientos el 1 de julio. El motivo: conseguir los descuentos que las grandes empresas de distribución, principalmente moda, ofrecían al inicio de la época estival, igual que ocurría el 6 de enero, inicio de la campaña de invierno.

Sin embargo, este año, esta imagen se verá diluida ya que todas las grandes cadenas habrán iniciado el 1 de julio sus rebajas. «Desde 2012, está liberalizado el periodo de rebajas y la realidad es que todo el mundo ha hecho promociones durante todo el año, por lo que el efecto llamada se diluye cada vez más», explica Eduardo Zamácola, presidente de Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos, Acotex.

Los casos más destacados este año han sido los de El Corte Inglés e Inditex. Los dos líderes de la distribución española han adelantado, por primera vez, el inicio del periodo de descuentos al 30 de junio y, un día antes, en sus respectivas webs. El motivo esgrimido es que el primero de julio cae en esta ocasión en sábado y para evitar coincidir con la ‘operación salida’ de vacaciones dan el pistoletazo de salida un día antes.

Descuentos del 50%

«Por primera vez y de manera puntual, la empresa ha decidido adelantar un día el comienzo de las rebajas para que los clientes que comiencen sus vacaciones el sábado 1 de julio, puedan hacerlo perfectamente equipados con todo lo necesario para el verano», explican desde El Corte Inglés, que ofrecerá descuentos de hasta el 50% en todas sus áreas de venta. Antes del inicio de las rebajas, que durarán hasta el 31 de agosto, la compañía ya ofrece descuentos de hasta el 40% en moda, a través de la campaña ‘Operación Verano’, mientras que su firma de moda Sfera, que se vende tanto en sus grandes almacenes como en tiendas propias, ya ha comenzado el periodo de saldos estivales, con rebajas del 50% en determinados productos.

Por su parte, las nueve enseñas del grupo Inditex (Zara, Massimo Dutti, Zara Home, Berskha, Stradivarius, Oysho, Pull & Bear Uterqüe y Lefties) comenzaron la campaña de descuentos estivales anoche en sus webs y hoy en las tiendas físicas. En el caso de Lefties, la única marca de Inditex que no ofrece venta online, su página web permite reservar, con los descuentos ya aplicados, y comprarlo después en alguno de sus establecimientos.

En el caso de H&M, la compañía sueca ha adelantado al 17 de junio el inicio de las rebajas de todas su marcas en España (además de su principal enseña, también está presente con las firmas Cos y & Other Stories), tanto online como en tienda físicas. En la actualidad, H&M ofrece descuentos de hasta el 60% en su web mientras que Cos tiene hasta un 50% de rebajas en algunas prendas.

Mango, el otro gran grupo textil español, ha optado por poner en marcha durante esta semana ventas privadas con descuentos del 30% para los usuarios registrados en su servicio de newsletter, así como en su página web. Ayer, un día antes que su rival Inditex, la cadena creada por Isak Andic inició de forma oficial las rebajas, con descuentos de hasta el 50% tanto en tienda como online.

Por su parte, las marcas del grupo Cortefiel (que incluyen la firma de mismo nombre, Springfield, Women’secret y Pedro del Hierro) cuentan con ofertas días antes del pistoletazo de salida oficial. «El Grupo Cortefiel no ha alterado su calendario de rebajas para la campaña primavera-verano 2017, y está aplicando el mismo que en años anteriores con acciones promocionales puntuales previas al inicio de rebajas. Si bien la liberalización de las rebajas ha dinamizado el mercado, especialmente en tiempos de crisis y ha contribuido a la contención de la inflación, el período clásico de rebajas sigue siendo un referente especialmente en el segmento Premium», explican desde el grupo textil español. Así, mientras Cortefiel y Women’secret presentan descuentos del 70% en algunos de sus productos, su firma más juvenil, Springfield, ya ha iniciado las ‘Segundas rebajas’, aunque con descuentos algo menores, del 60%. «En el caso de nuestras cadenas, los descuentos medios a aplicar a nuestros productos están en torno al 40% para esta campaña de rebajas. Las previsiones son positivas y si continúa la tendencia del inicio de temporada, somos muy optimistas», añade un portavoz de la compañía.

Firmas infantiles como Neck & Neck o de complementos como MaryPaztambién han adelantado el inicio del periodo de descuentos. En el caso del primero, tras poner en marcha una serie de promociones de hasta el 35%, ayer comenzó oficialmente las rebajas estivales con descuentos de hasta el 50%; rebaja similar a la que hace la firma de zapatos española.

Tras el éxito de las rebajas de invierno, donde las ventas aumentaron un 7% con respecto al año anterior, se espera que la campaña estival tenga un crecimiento menor. «Esperamos que haya un crecimiento del 1% con respecto al año pasado, debido a la puesta en marcha de promociones continuas», señala Zamácola.

Estas cifras permitirían al comercio textil acabar con la racha negativa de los últimos dos meses cuando las ventas cayeron con respecto a 2016. Así, en abril, último mes publicado, la facturación de este sector cayó un 0,7%, según los datos de Acotex. En el acumulado de 2017, los ingresos de las compañías de moda representan una subida 1,5% con respecto al año anterior.

Por su parte, el pequeño comercio cifra el aumento de las ventas en rebajas en un 2%, según las previsiones publicadas por la Confederación Española de Comercio (CEC).

En 2016, el sector textil en España facturó 18.012 millones de euros, un 1,52% más que el año anterior, según el informe elaborado por Acotex. El año pasado, el gasto medio anual en ropa de las familias españolas fue de 1.246 euros frente a los 1.223 de 2015. Los madrileños, los ciudadanos de Baleares y los navarros son los que más gastan en vestirse, frente a los extremeños y gallegos, que son los que menos desembolso en ropa realizan.

Fuente: Expansión