Las corporaciones locales pueden solicitar estas ayudas dirigidas a la reactivación y mejora de la competitividad del comercio minorista.

Peatonalizar las calles y plazas de gran afluencia comercial, facilitar la señalización o mejorar el alumbrado son algunas de las acciones que se podrán desarrollar gracias a estas subvenciones.

La Comunidad va a destinar 220.000 euros para la reactivación y mejora de la competitividad del comercio minorista de la Región de Murcia. Para ello, esta semana se publicó en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM) la convocatoria de ayudas a corporaciones locales con el fin de financiar actuaciones para el impulso de los centros comerciales abiertos de cara a mejorar las infraestructuras municipales para el ejercicio del comercio minorista.

Estas ayudas se añaden a las destinadas a la mejora de los mercados municipales, cuyo plazo continúa abierto y tienen una dotación de 220.000 euros. La Consejería de Empleo, Universidades y Empresa, a través de la Dirección General de Consumo, Comercio y Simplificación Administrativa, ha establecido un programa de ayudas a ayuntamientos para la reactivación de los centros comerciales urbanos y las infraestructuras municipales para el ejercicio de la venta ambulante o no sedentaria en mercados en suelo público.

La cuantía máxima que puede solicitar cada corporación local es de 14.000 euros, y el plazo para presentarse a esta convocatoria finaliza el 9 de julio. Peatonalizar las calles y plazas de gran afluencia comercial, facilitar la señalización e identificación comercial, mejorar el alumbrado o mejorar las condiciones de calles o recintos donde se celebran los mercadillos ambulantes semanales, son algunas de las acciones que se podrán desarrollar gracias a estas ayudas y que permitirán revitalizar el comercio minorista.

El director general de Consumo, Comercio y Simplificación Administrativa, Francisco Abril, destacó que «el Gobierno regional persigue que los municipios de la Región lleven a cabo inversiones y actuaciones sobre entornos urbanos comerciales, que permitan hacer de éstos un lugar atractivo para el ejercicio de la venta».

Asimismo, aseguró que «el comercio minorista constituye un sector muy importante para la creación de empleo y el impulso de la cohesión tanto social como urbana, además de, en muchos casos, tener un componente emocional único, porque muchos establecimientos proceden en una larga tradición de empresa familiar».

El sector, que representa unos 7.000 millones de euros de negocio anuales y el 26 por ciento del PIB de servicios, es el más relevante dentro del grupo terciario. El comercio minorista regional representa el 2,6 por ciento del total nacional. El número de empresas dedicadas a este sector en la Región asciende en la actualidad a 17.168.

«Desde el Ejecutivo autonómico somos conscientes de la importancia que el comercio representa para la economía y, por ello, cuenta con toda nuestra ayuda, lo que se encuentra claramente reflejado en el Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista en la Región de Murcia 2016-2020», concluyó el director general.

Fuente: murcia.com