El porcentaje asciende a un aproximado de 275 complejos en el país, según se desprende en el último estudio del Credit Suisse, de Wall Steet. La entidad prevé que para diciembre de este año 8.640 establecimientos bajen sus persianas.

La crisis del ladrillo golpea también a los centros comerciales de Estados Unidos. Para 2022, se prevé que el 25% de los complejos del país deberán cerrar sus puertas debido a que el comercio electrónico gana cada vez más terreno.

De acuerdo a las previsiones de Credit Suisse, un banco de Wall Street, en los próximos cinco años desaparecerán entre 220 y 275 centros comerciales de Estados Unidos. Otro de los factores que llevarán al cierre de los complejos del país es el crecimiento de las tiendas low cost, que suelen operar fuera de estos espacios.

En concreto, este año cerrarán 3.600 tiendas en el país norteamericano. Sin embargo, Credit Suisse prevé que para diciembre 8.640 establecimientos bajen sus persianas. Por otro lado, el ecommerce de moda crecerá un 37% para 2030.

Fuente: Modaes