Todas las acciones del Convenio se enmarcan en el Plan integral de apoyo a la competitividad del comercio minorista de España 2017, en el que uno de los ejes fundamentales es la digitalización, sobre todo de las pequeñas empresas del comercio minorista.

Asimismo, ha señalado que las nuevas tecnologías son «un elemento diferenciador y pueden serlo muy especialmente en las zonas rurales y en los municipios de menor dimensión, porque pueden contribuir a evitar el éxodo a las ciudades».

La FEMP y la Secretaría de Estado de Comercio colaboran de manera habitual en el desarrollo de acciones para apoyar el comercio de proximidad y de forma más intensa en el grupo de trabajo comercio-ciudad creado al amparo de la Ley de 2012 de Liberalización del Comercio.

En esta línea de colaboración, ambas instituciones trabajan actualmente en el lanzamiento de un concurso de ideas tecnológicas para el comercio minorista que contribuya a abordar el reto de la transformación digital del pequeño comercio.

Fuente: El Diario