Prefieren dejar las visitas a las tiendas para los últimos días

Los turistas de largo recorrido suelen dejar el grueso de sus compras para el tramo final de sus vacaciones. En concreto, concentran en los dos últimos días de su estancia el 60% de las compras, según ha informado el operador de tax free Global Blue.

Este dato pone de manifiesto la importancia de que este viajero tenga España como destino final, y no como lugar de paso o escala, para no perder oportunidades de ‘shopping’, tal y como destaca la compañía.

En este sentido, el operador recuerda que los países de procedencia más rentables para el comercio español son Hong-Kong, con un ticket medio de 1.600 euros, y China (1.000 euros), si bien, sus turistas apenas suponen el 1% de los viajeros que visitan el país. “Es un síntoma de que todavía hay camino por recorrer”, explica Global Blue.

En su opinión, el desarrollo de conexiones aéreas directas con mercados emisores de larga distancia, incluyendo más ciudades chinas, resulta clave, así como el desarrollo de una política de expedición de visados adecuada, evitando las trabas burocráticas.

Por otro lado, Global Blue también reivindica la validación digital obligatoria del IVA, conocida como DIVA, para dejar atrás definitivamente los justificantes en papel y los sellos de caucho. “Al reducirse los trámites administrativos a la lectura de un código de barras, se eliminarán las colas en la aduana y se agilizará el cobro, convirtiendo las ventas tax free en una verdadera herramienta de promoción turística”, señala.

“Como el turismo de compras es una actividad que no está vinculada al buen tiempo, se desestacionaliza la demanda”, reconoce el director general de Global Blue España, Luis Llorca, que añade que “menos viajeros gastando más dinero implica usar menos recursos y, por tanto, más empleo, impuestos y riqueza para país, generando un modelo sostenible que no despierte entre los ciudadanos locales un sentimiento de rechazo al turista que viene de fuera”.