Asociaciones y consistorio lanzan un distintivo que se colocará en las tiendas que sean totalmente accesibles

El Ayuntamiento de Ontinyent junto con las asociaciones de comercio y la Asociación AMO de Personas con diversidad funcional de la Vall d’Albaida han organizado una campaña que pretende crear una red de comercios adaptados bajo el lema Comerç per a Tots i Totes, indicaron ayer fuentes consistoriales. Tal como destacaba Pablo Úbeda, concejal de Promoción Económica, Comercio y Turismo, «la ordenanza de rehabilitación y accesibilidad no va destinada a adaptar sólo las fincas y viviendas, sino también los comercios, y dando continuidad a estas líneas de ayudas a la adaptación y la accesibilidad se ha impulsado esta campaña», según explicó ayer el regidor.

Para llevarla a cabo se han redactado unas bases y que todos aquellos comercios que se crean adaptados puedan pertenecer a esta red solicitándolo al Ayuntamiento de Ontinyent. Si estos comercios cumplen los requisitos se les otorgará un adhesivo distintivo para que todos los usuarios conozcan que se trata de un comercio adaptado, explicaron ayer desde el consistorio ontinyentí.

Reme Tortosa, presidenta de la asociación AMO, mostraba su satisfacción con la iniciativa y comentaba que «la concienciación debe ser voluntaria», pidiendo un compromiso más fuerte por parte de todos los organismos, ya que «es necesario adaptar los locales para que todo el mundo pueda acceder por igual», dijo.

Desde el Ayuntamiento de Ontinyent «queremos hacer un llamamiento a que todos los comercios de la ciudad que sean accesibles se adhieran a esta campaña que es tan esencial para que las personas con diversidad funcional tengan las mismas condiciones que el resto de la población», concluía Pablo Úbeda, que visitó algunos de los establecimientos llamados a formar parte.

Fuente: Levante-EMV