El informe Monitor de Reputación Online del Turismo Cultural 2017 que ha publicado Vivential Value compara el posicionamiento de más de 50 destinos urbanos de toda España y muestra que cuatro de cada 10 recomendaciones de turistas en Internet hacen referencia a los monumentos, museos, arquitectura y patrimonio cultural, como los principales atractivos de los destinos urbanos españoles.

En este monitor de turismo cultural se ha definido un indicador de penetración de los diferentes productos turísticos en cada destino, calculado como porcentaje de recomendaciones a cada producto respecto al total de recomendaciones obtenidas por cada destino.

Inteligencia turística basada en Big Data

La tecnología de gestión de datos aplicada a al turismo, proporciona un “sistema de inteligencia turística basado en el Big Data disponible en Internet, permite comprobar cuál es el posicionamiento real de ciudades y territorios en términos de productos turísticos y facilita a los gestores públicos el poder determinar si es necesario reforzar alguna línea estratégica en productos y sectores que no están siendo reconocidos ni compartidos por los clientes”, explica Rafael González, socio director de la empresa que ha realizado el estudio.

Se han identificado 8,9 millones de recomendaciones online emitidas por los turistas respecto los principales destinos urbanos peninsulares, de las cuales un 38% -más de 3 millones- hacían referencia a su marcado atractivo cultural, muy por delante de otros productos como la gastronomía, el ocio o las compras.

En términos absolutos, los destinos que acumulan mayor número de recomendaciones en Internet sobre turismo cultural son Barcelona y Madrid, ambas muy destacadas con 610 mil y 520 mil recomendaciones culturales, respectivamente. En el mismo grupo destacado de destinos monumentales y culturales, aparecen las ciudades andaluzas Sevilla y Granada, con 300 mil y 225 mil recomendaciones cada una.

La cultura es uno de los ejes principales del turismo urbano, sin embargo, según señala González, es necesario “no hipotecar la sostenibilidad económica, social y medioambiental de dicho patrimonio y sus destinos”. Para evitarlo, los promotores del estudio trabajan con gestores de diversos destinos analizando datos online que permitan identificar amenazas de estacionalidad, saturación, insatisfacción y otros indicadores que ayuden a compatibilizar el aprovechamiento turístico del patrimonio cultural y natural con la sostenibilidad del modelo turístico.

Fuente: esmarcity.es