Las familias del país ingresaron de media 15.842 euros el año pasado, un 3% más que en 2015. Los adultos solos con hijos dependientes y las mujeres solas de 65 y más años de edad fueron los hogares con menos renta media de España.

La renta de los hogares en España abandona su racha bajista. Los ingresos medios de las familias del país anotaron el año pasado su primera alza desde 2009, tras estancarse en 2015 y caer de manera ininterrumpida durante los años de crisis económica en el país. Pese al repunte, las rentas de los hogares en 2016 estuvieron un 7% por debajo de las de 2008.

De media, las familias españolas registraron unos ingresos de 15.842 euros el año pasado, un 3% más que en 2015, según datos de la última edición del informe Indicadores de Calidad de Vida, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El aumento de la riqueza de los hogares fue propiciado por la caída del desempleo. En 2016, un total de 541.700 personas abandonaron el paro en España, dejando la tasa de personas sin trabajo en el 18,63%, frente al 20,9% de 2015.

Los indicadores macroeconómicos también mejoraron notablemente el año pasado, el tercero de crecimiento consecutivo de la economía española. El Producto Interior Bruto (PIB) español creció un 3,2%, justo al mismo ritmo que en 2015, y recuperó así el 80% de lo perdido en la época de recesión.

 

La renta media de los hogares del país cerró en 2016 un periodo marcado por fuertes retrocesos en el poder adquisitivo. En 2010, los ingresos de las familias españolas cayeron un 1%, perdiendo el listón de los 17.000 euros alcanzado en 2009.

Un año después, en 2011, las rentas medias se desplomaron un 4%, lo cual supuso la pérdida de 642 euros de media por hogar. Las bajadas continuaron en 2012 y 2013, cuando los ingresos por familia se redujeron un 1% y 3%, respectivamente. A cierre del periodo, la renta media española apenas superaba los 15.630 euros.

En 2014, los ingresos de las familias encogieron un 1%, hasta 15.405 euros. No fue hasta 2015 cuando la riqueza de los hogares dejó de caer, aunque se estancó con una cifra similar tan sólo tres euros por encima de la del año anterior.

 

 

Educación y país de origen: generadores de desigualdad

Las familias españolas cuyos miembros cuentan con título universitario o estudios superiores fueron los que tuvieron una renta media mayor en 2016, que ascendió a 22.116 euros. Les siguieron los hogares cuyos sustentadores tienen la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) completada, que contaban con unos ingresos medios de 16.112 euros. En último lugar se situaron los hogares españoles cuyos integrantes no habían completado la ESO, que recibieron 12.647 euros.

Otra rasgo que marcaba el nivel de ingresos de los hogares en España era el origen de sus miembros. Las familias de origen extranjero extracomunitario contaban con una renta media de 9.296 euros, un 44% inferior a la de los hogares cuyos integrantes tienen la nacionalidad española, que se situó en 16.579 euros.

Adultos con hijos dependientes y mayores de 65 años, los más vulnerables

Las rentas medias de los hogares españoles variaron considerablemente en función de su composición. En 2016, las familias formadas por un adulto solo con hijos dependientes fueron las que contaron con los ingresos más bajos, de 12.519 euros. En segundo lugar se situaron las mujeres que viven solas y tienen más de 65 años. Este colectivo obtuvo una renta media de 13.495 euros.

Fuente: Modaes.es