El aumento del consumo y el gasto se generaliza en todos los sectores de bienes «duraderos»

La inestabilidad política derivada de la situación en Cataluña ha provocado un ‘frenazo’ en la tendencia al alza del consumo los dos últimos meses

La recuperación económica es ya un hecho ineludible. Los españoles, por lo general, vuelven a gastar más y consumir sin miedo. El comportamiento de compra de los españoles continúa su tendencia ascendente y mira al futuro con optimismo, según las últimas estadísticas publicadas por el Observatorio Cetelem del Consumo en España, que este jueves, bajo el título «¿Fin de la crisis del consumo?» ha ratificado estos datos de mejora para los bolsillos españoles.

El estudio, que recoge las estadísticas en el consumo y gasto de los españoles en 2017, ha analizado un total de 10 sectores «de bienes de consumo duradero» como son electrodomésticos, deportes, dispositivos móviles, viajes, óptica y dental o reformas, entre otros. En general «la mejora continúa» ya que «los consumidores tienen más confianza y están empezando a gastar por placer porque las posibilidades económicas lo permiten. Ya no sólo se gasta en los hogares por necesidad», ha señalado la responsable del Departamento de Estudios de Cetelem España, Liliana Marsán.

La encuesta, realizada a un total de 2.200 personas entre junio de 2016 y julio de 2017, muestra un aumento porcentual generalizado, tanto en número de consumidores como en gasto medio, en todos los sectores analizados.

De esta forma, la compra de los servicios o productos se ha mantenido al alza, y la única sección en la que la tendencia ha decrecido respecto a 2016 es en el sector de reformas, con una bajada de 6 puntos porcentuales. «En los años de la crisis, el sector de reformas se ha visto muy afectado por el gran desembolso económico que supone y que sigue suponiendo», ha añadido Marsán. No obstante, la responsable de estudios de Cetelem ha señalado que es una tendencia «normal», puesto que es el sector en el que más se ha disparado el gasto medio por consumidor con un total de 3.944 euros de media respecto a los 2.703 euros del año anterior.

Por otra parte, los sectores de deportes y viajes, seguidas de los dispositivos móviles, siguen siendo los departamentos dónde más acusado es el consumo. En concreto, la división de viajes ha experimentado un importante crecimiento en cuanto a intención de compra de cara a 2018, con un aumento de 18 puntos porcentuales respecto a las intenciones de compra de 2017. No obstante, la totalidad de las diez secciones analizadas «las perspectivas son muy buenas» de cara al futuro, y se espera un aumento del gasto en todas ellas.

En esta línea, un sector destacado este año en las perspectivas de consumo, es el de la salud, que comprende departamentos como óptica, dental o elementos de descanso como sofás o camas. Según Marsán, en estos sectores «la intención de compra aumenta más que años anteriores» ya que «ahora que el bolsillo lo permite, miramos mucho más por nuestra salud que en la época de la crisis». De esta forma, el servicio que más aumenta es el dental, que suma un 36% más de usuarios que en 2016 y 153 euros más de gasto medio.

Tarjetas de fidelización y financiación a plazos, los nuevos aliados

De cara a afrontar este aumento en las compras de los hogares españoles, y teniendo como objetivo que el descenso del saldo en la cuenta bancaria no se torne a 0 casi inmediatamente, cada vez son más las personas que recurren a métodos para paliar el efecto acusado del consumo.

Una de estas tácticas es la utilización de tarjetas de fidelización, es decir, tarjetas que permiten pagar las compras y que además ofrecen una serie de ventajas a los consumidores. Según el estudio de Cetelem, un 69% de los encuestados, además de tener al menos una de ellas en su poder, la utiliza asiduamente.

Por otra parte, el 58% de los encuestados utilizaría la financiación como medio de pago, siendo los sectores de reforma del hogar (60%), visitas al dentista (45%) y compra de mobiliario de cocina (36%) en los que más se utilizaría este método.

En lo que respecta a canales de compra, el estudio señala que Internet se consolida, por primera vez, como abeja reina de los canales de adquisición de consumidores, especialmente en los sectores de electrodomésticos, tecnología y dispositivos móviles. «Incluso en los tiempos de crisis, el único sector que crecía era el comercio electrónico. Las ventas crecen por el hecho de tener presencia online», ha sentenciado Marsán.

La incertidumbre política frena la intención de consumo

Al ser preguntado por si el desafío secesionista en Cataluña ha afectado el consumo, el director de Marketing y Comunicación de Cetelem España, Joaquín Mouriz, ha señalado que «una situación de incertidumbre política siempre retrae el gasto, y habrá mucha gente que en estos últimos meses haya pospuesto el desembolso, algo que veremos reflejado en el estudio del próximo año».

Mouriz ha señalado que sí es cierto que en los últimos dos meses «se ha frenado la intención de consumo» derivado de la situación de inestabilidad que vive el país por el ‘procés’ catalán, pero que «en ningún caso son datos alarmantes». «No se ha detenido la intención de compra, sino que ha habido una horizontalidad de la tendencia ascendente del consumo», ha afirmado.

Fuente: El Mundo