El programa busca la dinamización comercial de los 21 ejes de barrio, a la par que potenciar la oferta cultural local

El 2018 traerá un nuevo impulso al comercio de barrio en forma de más de un centenar de actividades programadas con motivo del Año del Comercio y la Cultura en Barcelona. Un binomio que interactuará para potenciar los dos aspectos claves de la ciudad y acercarlos a la ciudadanía. Los instigadores son el área de Comercio del ayuntamiento y la Fundació Barcelona Comerç, integrada por los 21 ejes comerciales (no céntricos ni turísticos) de otros tantos barrios.

Anualmente, el sector realiza numerosas actividades promocionales de pequeño formato, pero en esta ocasión se ha programado todo un año donde las iniciativas -gratuitas- están directamente ligadas a la promoción paralela de la cultura: del arte a la historia.

Los detalles del programa se darán a conocer en las próximas semanas, pero hoy miércoles se presentarán públicamente sus rasgos principales, en un acto el Born Centre Cultural al que ha acudirán representantes de todas las entidades participantes.

Según Lluís Llanas, vicepresidente de la fundación, «cultura y comercio son dos pilares básicos de la ciudad» que se beneficiarán de la interacción conjunta. Por parte del ayuntamiento, el concejal de Turismo y Comercio, Agustí Colom, ha defendido que el comercio ejerza de prescriptor de la cultura de la ciudad y, a su vez, esta sea una forma de acercarse al comercio de proximidad y «darle valor». No obstante, fuentes del PSC han recordado que han sido los concejales socialistas Montse Ballarín y Jaume Collboni -apeados ahora del equipo de gobierno- quienes en el último año han vertebrado la iniciativa junto con los comerciantes.

Fuente: El Periódico