Las plataformas online de venta de productos de segunda mano como Wallapop, Ebay, Vibbo o Amazon están sujetas al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP). La Agencia Tributaria solicita las bases de datos de estas empresas para investigar las transacciones.

Según se establece en la consulta vinculante de la Dirección General de Tributos a la que ha tenido acceso Expansión, el gravamen a este tipo de ventas es análogo al que se impone a las ventas físicas de bienes usados. Si bien las transacciones digitales crecen de forma exponencial, las ventas acordadas online pero materializadas de manera físicas, como las de Wallapop, son las más difíciles de localizar para el Fisco.

Es por ello que la Agencia Tributaria (Aeat) está solicitando las bases de datos a las plataformas de comercio online para investigar todas las transacciones. Según fuentes de la Aeat, la Agencia Estatal ha centrado sus esfuerzos en que las ventas online que generen beneficios se declaren en el IRPF como ganancia patrimonial.

Si estos productos se venden a un precio superior al que se pagó al comprarlo, Hacienda recomienda que se guarden documentos que acrediten la propiedad del bien o pantallazos del cierre del acuerdo, ya que habrá que tributar en el IRPF por la ganancia obtenida y Hacienda podría creer que son trabajos hechos en B.“No tendría sentido que existiendo una plataforma tecnológica de intercambio de bienes, no hubiese un sistema informático acorde para poder declarar el Impuesto y proceder a su pago”, han explicado Pablo Romá y David Vallés, socio director de Fiscal y asociado sénior de Ecija, a Expansión.

Lideradas por Wallapop, las plataformas de compraventa de artículos de segunda mano se han disparado en los últimos años en España. Muchas de ellas se han especializado en artículos de moda, como Closket, Chicfy, Percentil o Pequefy, espsecializada en moda infantil.

Fuente: Modaes.es