En la categoría de equipo personal, donde se incluyen los artículos de moda, el Índice de Comercio al por Menor (ICM) anotó una bajada del 7,3% en el décimo mes del año, su mayor retroceso desde 2013.

Las ventas del comercio minorista vuelven al negativo. El Índice de Comercio al por Menor (ICM) marcó una caída del 1,6% en octubre respecto al mismo mes del año anterior. El retroceso de la facturación del comercio (a precios constantes y excluyendo las estaciones de servicio) pone fin a cinco meses consecutivos al alza, en los que el ICM creció siempre por encima del 1%.

En la categoría de equipo personal, donde se incluyen los productos de moda, el ICM experimentó una bajada aún mayor en octubre, del 7,3%, según datos provisionales publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trató de la caída más acusada registrada desde mayo de 2013.

Por canales de distribución, el ICM de las pequeñas cadenas aceleró el ritmo de caída, con un retroceso del 3,6% en octubre. En lo que va de año, las ventas en estos formatos han marcado siete meses de caídas, con subidas destacadas solamente en marzo y mayo, del 1% y 1,6%, respectivamente.

La cifra de negocio de las grandes cadenas, por su parte, también evolucionó a la baja. El ICM del sector anotó un descenso del 0,5% en octubre, igualando la bajada registrada el pasado abril y lejos del aumento del 5,6% marcado en agosto. Las grandes superficies tampoco se libraron de la debacle en las ventas, que cayeron un 4,9% en el décimo mes del año, su mayor desplome desde agosto de 2013.

Fuente: Modaes.es