La intensidad de la campaña llena las calles e impulsa el ‘e-commerce’

“Participar en una campaña como el Black Friday necesita una estrategia de compras y músculo financiero, por lo que los grandes operadores siempre salen con ventaja”, asegura Bruno Rodríguez, socio de Deloitte. Con Amazon a la cabeza, los grandes como El Corte Inglés, Mediamarkt o Fnac se vuelcan en un intenso fin de semana clave para el sector. Con los productos de electrónica de gran consumo como gran protagonistas de la campaña, Amazon lanza más de 15.000 productos con descuentos entre el 20% y el 40%. Por su parte, El Corte Inglés incluye en la campaña de promoción productos de hasta 2.000 marcas con descuentos de hasta 40%; en este caso, además del área de tecnología, las ofertas se extienden de manera transversal en prácticamente todas las categorías. En el sector de la moda, que este año se ha volcado en el evento comercial, grandes operadores como H&M o las diferentes marcas de Inditex proponen descuentos del 20% en toda la colección por tiempo limitado.

Participar en esta campaña necesita una estrategia de compras y músculo financiero

“Estas grandes campañas de alta intensidad benefician sobre todo a los grandes operadores, que también son los que tienen más presencia online”, dice Genoveva Purita, profesora de la Online Business School (OBS).

Por su parte, el Barómetro de tendencias de las compras navideñas de American Express, el 50% de los consumidores del Black Friday realizarán sus compras en retailers exclusivos en e-commerce, mientras que el 58% lo harán en tiendas online que cuentan con tienda física.

“En campañas como el Black Friday, el tiempo limitado juega a favor de los operadores grandes, ya que tienen más variedad”, asegura Jessica Lingan, profesora del grado de Marketing e Investigación de Mercados de la UOC. Lingan asegura que en este tipo de campañas, “el consumidor puede comparar en directo con precios online”, lo que puede desviar momentos de compra de un canal a otro. “Los grandes comercios están mejor preparados para la venta en línea”, afirma la experta en marketing.

En cuanto a las calles comerciales, Madrid y Barcelona han conseguido incrementos sostenidos de tráfico peatonal en las últimas ediciones delBlack Friday. En Barcelona, el tráfico comercial se incrementó cerca de un 4% en la pasada campaña, mientras que en Madrid el número de peatones en zonas comerciales aumentó casi un 5% en el Black Friday del 2016, según TC Group Solutions, la consultora de big data para el sector.

Fuente: La Vanguardia