Los puestos de alimentación del Mercado de la Paz se apuntan a esta moda anglosajona y ofrecen descuentos de hasta el 30%.

Los comerciantes prevén aumentar las ventas en torno a un 25% gracias a esta campaña.

La fiebre del Black Friday llega a los mercados tradicionales madrileños. La iniciativa anglosajona que exportaron las grandes superficies en 2013, gana cada año más adeptos y ya es posible adquirir prácticamente cualquier cosa con descuentos en esta fecha, que marca el inicio de la campaña de compras de Navidad. Incluso las mandarinas de nuestro frutero de confianza o el jamón que nos recomiendan en la charcutería que llevamos media vida frecuentando.

El Mercado Municipal de La Paz, uno de los núcleos comerciales más importantes de la capital, se suma a esta moda y ofrece durante toda la semana descuentos de hasta el 30% en una selección de productos. Cada uno de los puestos ha planteado qué género quiere ofrecer con descuentos y entre todos ellos han conseguido conformar una selección variada que incluye carne, marisco, fruta, ahumados, embutidos ibéricos, queso, conservas o vino. Un proceso en el que llevan trabajando desde septiembre.

Las ofertas se aplicarán a los clientes que compren a través de Internet. Este es el único mercado tradicional del mundo que vende sus productos a través de Amazon -concretamente de su servicio de entregas ultra rápidas Prime Now- y han decidido aprovecharse de la experiencia de este gigante del comercio electrónico para aumentar sus ventas.

«Nos ayudan una barbaridad. Tienen un feedback de experiencia de cliente brutal. Nos la transmiten, y nosotros a los comerciantes. No impone nada, pero nos hacen propuestas y el contacto es diario», relata Guillermo del Campo, gerente del mercado y de la sociedad mercantil que lo comerciantes han creado para trabajar con Amazon.

En su empeño por aunar tradición y modernidad, los comerciantes de este mercado ubicado en el corazón del barrio de Salamanca prevén vender un 25% más esta semana al sumarse a esta campaña que nació en Estados Unidos y que se celebra el día siguiente al de Acción de Gracias, el último viernes de noviembre.

Esta cifra se suma al aumento ya experimentado por su apuesta por el comercio electrónico. Desde que en septiembre del pasado año empezaran a comercializar sus productos por este canal, han conseguido sumar nuevos clientes, lo que les ha permitido aumentar un 15% las ventas y ha generado nuevos puestos de trabajo. Sirven en todos los barrios de la capital y en 21 localidades colindantes y ofrecen más de 3.500 artículos.

Comerciantes visionarios

La relación entre el Mercado de la Paz y el gigante de las ventas online está resultando muy fructífera. El balance positivo ha despertado el interés de otros emprendedores. Próximamente dos nuevas empresas se implantarán en el mercado y complementarán la oferta que ofrecen por Internet.

«Una vez que les demuestras resultados, los comerciantes confían en la plataforma. Han visto que es rentable y tiran para delante. Hacemos campañas en Navidad, en el Día de la Madre, en el Día del Padre… Y no ha habido ni una sola propuesta con la que hayamos perdido dinero. Aunque esto no está exento de sacrificio y de trabajo. Para una tienda pequeña abrir 12 horas es tela marinera. ¡Claro que han sido visionarios!», explica Guillermo del Campo.

El 70% de las ofertas de Black Friday en Amazon corresponden a empresas y emprendedores que venden sus productos a través de su plataforma. En 2016, estas pymes duplicaron los pedidos recibidos respecto al año anterior y registraron una cifra de ventas histórica.

«Los cientos de productos que ofrecerán las empresas españolas durante esta jornada de compras les permiten no sólo incrementar sus ventas de forma exponencial en un solo día, sino también dar a conocer sus artículos a millones de clientes y posicionarlos así ante millones de compradores para la campaña de Navidad», explican desde Amazon.

Fuente: El Mundo