Saltar al contenido

Alta tecnología en el comercio: así es la nueva megatienda de Massimo Dutti

El grupo Inditex estrena en Valencia un espejo inteligente e innova con probadores interactivos

El establecimiento tiene 1.500 metros cuadrados y todas las colecciones

Un sistema de radiofrecuencia permite acceder a los datos de la prenda

La primera flagship de Massimo Dutti en Valencia no es una tienda al uso. Su ubicación, en el epicentro de la calle más comercial de la urbe, marca diferencias. Al igual que sus dimensiones: 1.500 metros cuadrados reservados para la venta. La tienda de Colón, que abrió el pasado viernes sus puertas, se erige en el mayor establecimiento del grupo en la Comunidad Valenciana. Pero sobre todo, en el más tecnológico.

Inditex ha introducido aquí las últimas innovaciones en el sector del retail para mejorar la experiencia de compra. Algunas de estas novedades, como el bautizado como magic mirror, se estrenan por primera vez en Valencia. Se trata de un espejo inteligente con el que el cliente puede interactuar navegando por las colecciones o bien consultar las características de cualquier prenda con solo aproximarla a dicha superficie.

Esto es posible gracias a la tecnología RFID que el grupo está introduciendo de forma progresiva en todas sus marcas y que se basa en la radiofrecuencia. La clave radica en un chip que se incorpora a las alarmas que se insertan en cada prenda y que contiene información básica de los artículos.

Los probadores interactivos también son capaces de leer y sacar provecho de esta tecnología. Antes de entrar al vestidor, las prendas se escanean y aparecen automáticamente en unas pantalla táctiles ubicadas en el interior. Con sólo un click, los clientes pueden solicitar un cambio de talla o incluso recibir propuestas de ropa complementaria o alternativa a la elegida. Un dependiente le trasladará las piezas directamente desde el almacén. Sin necesidad de salir del probador.

El cerebro de esta macro tienda se sitúa en las plantas superiores del inmueble. Aquí se almacena el producto -es uno de los pocos puntos de venta que comercializa todas las colecciones de la marca, incluidas las ediciones limitadas y las infantiles- y se formalizan los pedidos. De ahí que cuente con personal específico. En el establecimiento trabajan alrededor de un centenar de personas, la mayoría de las cuales procede la red de locales que el grupo ha reorganizado tras esta apertura.

El nuevo Massimo Dutti también incorpora un nuevo tipo de caja rápida que permite la venta asistida. Situada cerca de los probadores, permite agilizar el proceso de pago usando pantallas táctiles, desalarmador y datáfono. Se trata de una de las múltiples apuestas de este establecimiento, que ha experimentado una profunda reforma para adecuarse a la imagen de la enseña. Marcan tendencia los materiales nobles, como el vidrio, el metal o el mármol italiano. Pero también se ha reservado un espacio para la naturaleza. El paisajista Stefano Baccari ha diseñado un jardín interior en el que imperan enredaderas y plantas de hasta seis metros de altura.

La tienda responde, además, a los principios de ecoeficiencia del grupo, ya que se reduce un 30% el consumo de energía eléctrica y un 40% el de agua. No sólo se ha optimizado la iluminación con el uso exclusivo de leds, sino que se efectúan encendidos parciales de los espacios de la tienda, según el horario y las tareas previstas. Además, en las zonas de trabajo interno se aplica un sistema de encendido automático por detección de presencia.

Fuente: El Mundo

AGECU