El centro de Valencia, el tercero de España por facturación con 112 millones de euros, abrirá junto con el de Murcia un punto de atención y venta online en un centro comercial de Benidorm que plantea extender.

La tienda de Ikea en Alfafar (Valencia) fue la primera en España en la que el grupo instauró la posibilidad de la venta online hace algo más de un año. Un canal que ya supone el 5% del negocio, según explicó Carmen Spínola, directora del centro, el tercero de España por volumen de negocio tras los de Hospitalet de Llobregat y Málaga.

La cadena sueca ahora quiere aprovechar ese canal para extender su presencia a otras zonas de la Comunidad Valenciana, especialmente interesantes por la concentración de segundas residencias. Para ello, Ikea instalará un stand propio en el centro comercial La Marina de Benidorm. No se tratará de tiendas como tales, ya que no tendrá producto a la venta, sino que será puntos de información atención personalizada para realizar compras onlines en los centros de Valencia y Murcia.

En principio el contrato es por seis meses y en función del resultado la intención es extender la experiencia a otros centros comerciales de la región, incluso de Valencia donde el gigante sueco se encuentra con el hándicap de tener limitada su apertura en festivos por su ubicación.

La tienda valenciana facturó 112 millones de euros en su último ejercicio, cerrado el 31 de agosto, un 1% más, y para este prevé alcanzar los 117 millones.

Según explicó su directora, la intención de Ikea es seguir manteniendo la tienda como el centro de su actividad. En principio Ikea esperaba que el canal online le sirviese para atraer clientes de fuera de Valencia, como de Castellón o el norte de Alicante. Sin embargo, la mayoría de las compras online han correspondido al área metropolitana.

Tienda en el centro

Además, la cadena sueca también aspira a abrir una tienda en el centro de Valencia, en el entorno de la calle Colón, a imagen de su desembarco en Madrid, donde ha abierto un establecimiento en la calle Serrano para dormitorios y se plantea abrir otras dos para sus otros grandes segmentos: cocinas y salones.

En el caso de Valencia, se concentraría la oferta en una única tienda, aunque el grupo sueco prefiere esperar a ver la evolución en Madrid por lo «elevado de la inversión».

Fuente: Expansión