Cinco claves para que el ‘brick and mortar’ satisfaga a ambas generaciones.

 

Uno de los grandes retos para el futuro en el retail físico es descubrir cómo atraer a los consumidores más jóvenes ante la dura competencia del comercio electrónico. HPE Aruba ha realizado un estudio global a más de 350 consumidores para analizar los hábitos de compra digitales y en tienda física de los millennials (18-24 años) y baby boomers (55-64).

Los resultados indican que los millennials usan significativamente más aplicaciones móviles de retail que los boomers, que se sienten más atraídos por las marcas con aplicaciones de fidelidad y controlan menos los costes.

En atención a estos datos, Aruba propone cinco claves para los distribuidores con el fin de atraer de vuelta a las tiendas a los clientes millennials y boomers:

1. 
Todos son leales, pero algunos más que otros: Los programas de suscripción y los cupones han ganado popularidad gracias al incremento del uso de los smartphones. Para los boomers, el precio es el factor principal en la decisión de compra ya que el 40,7% indica que es más importante que un programa de suscripción, mientras que solo un 22,5% de los millennials señala el precio como factor determinante.

2. Todo se basa en las características de la aplicación: Los baby boomers usan las aplicaciones móviles como una herramienta que ejecuta de manera más tradicional los hábitos de compra: siguen queriendo encontrar dependientes en tienda e interactuar con las personas cara a cara, son más conscientes del precio y valoran los cupones e incentivos más que los millennials. Por el contrario, éstos se centran en conveniencia y rapidez: quieren encontrar parking y pagar de manera rápida y fácil a través de sus teléfonos.

3. No es si lo tienen, sino con qué frecuencia lo usan: El estudio de Aruba revela que los millennials usan aplicaciones de retail con más frecuencia que los baby boomers, en concreto un 61,8% que indicó que las usan de una a cinco veces a la semana, frente al 48,2% de los boomers. Esta extensión se hace más evidente cuando la frecuencia de uso alcanza dos dígitos. El 13,5% de los millennials reportaron usarlas más de diez veces a la semana, mientras que ninguno de los boomers admitió hacer lo mismo.

4. ¿Sin dependiente en tienda? Hay una aplicación para eso: Cuando se pregunta a los millennials cómo prefieren buscar productos dentro de las tiendas de retail, más de la mitad (53,9%) prefiere usar aplicaciones móviles frente a un dependiente en tienda. En cambio, los baby boomers prefieren la interacción humana con menos de la mitad de los encuestados (44,4%) que optan por usar una aplicación para buscar productos.

5. 
Comer fuera o comer en casa, ésa es la pregunta: Cuestionados a los millennials sobre qué tipos de aplicaciones móviles de retail usan más frecuentemente, la elección favorita es la realización de pedidos para la recogida de comida rápida (un 55,1% frente al 33,3% de los boomers). Por el contrario, la lista de preferencias de los boomers fue liderada por aplicaciones de supermercados y tiendas (40,7% frente al 18% de los jóvenes Millennials), ya que tienden a comer en casa más a menudo.