La Conselleria de Economía invertirá 12,3 millones de euros entre 2018 y 2023 para impulsar el comercio electrónico en la Comunitat, según ha anunciado hoy el conseller, Rafael Climent, tras reunirse con entidades del sector.

Según ha informado la Generalitat Climent ha presentado hoy esta iniciativa a las principales asociaciones empresariales del comercio (Cecoval, Covaco y Unión Gremial), así como a las cámaras de Comercio valencianas, a través de la Oficina Pateco, y al Centro de Artesanía de la Comunidad Valenciana.

Climent ha destacado que «el plan focaliza su estrategia en las micro y pequeñas empresas, y beneficiará directamente al pequeño comercio y a la artesanía, con un tejido empresarial formado por más de 55.000 empresas, fundamentalmente autónomos y microempresas».

El conseller ha recordado que este plan es uno de los compromisos adquiridos en el seminario de Gobierno del Rincón de Ademuz y que forma parte de las medidas que el Consell está desarrollando para el «necesario y urgente proceso de transformación» de su modelo económico, «ya que el comercio electrónico está creciendo de forma continuada e imparable y la Administración no puede obviar esa situación real».

La secretaria autonómica de Economía, Blanca Marín, ha explicado que internet está modificando los hábitos de consumo y la actividad económica, de manera que «el comercio electrónico forma parte de nuestras vidas».

En este sentido, las grandes empresas de distribución ya están trabajando en la venta en línea y «desde el Consell, siguiendo nuestro compromiso con el pequeño comercio, debemos ayudarles a superar todas las barreras, como la resistencia al cambio, la falta de competencia digital o la financiación, y convertir, lo que podría llegar a ser una crisis del pequeño comercio, en una verdadera oportunidad de crecer en este nuevo escenario».

Los datos sobre comercio electrónico reflejan que casi el 53 % de la población ha comprado en internet y 6 de cada 10 personas se consideran compradores ‘onmicanal’, es decir, capaces de hacer compras a través de múltiples dispositivos.

En 2016, la facturación en España superó los 24.000 millones de euros, de los que 5.623 millones se destinaron a la compra de productos tangibles.

El presupuesto del plan se ha estimado en 12,3 millones de euros, de los que la Generalitat aportara el 62 %, un 16 % serán Fondos Feder y un 22 % aportaciones de las empresas, otras administraciones públicas y organizaciones.

El Plan engloba 29 medidas agrupadas en seis ejes de actuación: sensibilización, formación de empresarios, trabajadores y agentes del sector, acciones de asesoramiento y acompañamiento, ayudas públicas, puesta en marcha de proyectos demostrativos, y difusión de buenas prácticas y herramientas dirigidas a las pymes.

Fuente: Finanzas.com