Las grandes cadenas y superficies tiran del sector, mientras se estancan el pequeño comercio.

Las ventas del comercio minorista crecieron un 1,2% en el mes de diciembre con respecto al mismo periodo del año anterior, una vez corregidos los efectos estacionales y de calendario. Así, la facturación del comercio al por menor encadena 41 meses consecutivos de crecimiento, si bien el dato de diciembre supone una desaceleración de siete décimas respecto a la de noviembre, que últimamente trae un impulso en las ventas por los descuentos del Black Friday. Las grandes cadenas y superficies tiraron de las ventas, toda vez que el pequeño comercio y las pequeñas cadenas perdieron facturación. El empleo en el sector creció un 1,2% interanual y lleva aumentando desde abril de 2014.

Las grandes cadenas y superficies han sido las responsables del crecimiento de la facturación minorista. En términos interanuales, las grandes cadenas (25 o más tiendas) vendieron en diciembre un 4,2% más que hace un año y cierran el año con un aumento medio de la facturación del 3%. Las grandes superficies (2.500 metros cuadrados o más) también aumentaron sus ventas en diciembre, un 1,7%, para acabar el año con un crecimiento medio de la facturación del 1,8%. En el otro lado, las pequeñas cadenas (entre dos y 24 locales) cierran en año en negativo, con una media del -0,6% (-0,3% interanual). Las ventas de las tiendas unilocalizadas caen con fuerza en diciembre (-2,4%), pero aú mantienen la media del año en positivo (0,3%).

El empleo también registra el peor comportamiento en las pequeñas cadenas, en las que cae un 0,1% de media anual (-0,5% interanual), mientras que aumenta en el resto de formatos comerciales. De nuevo, las grandes cadenas son las que más contribuyen al crecimiento del empleo en el sector, con una media del 4% más de ocupados al cierre del año (un 3% internanual). Las grandes superficies cierran el año con un 1% de ocupados más que hace 12 meses (2,8% de media anual) y las tiendas únicas, con un 0,9% más.

En cuanto al reparto del crecimiento, Canarias (3,4%), Madrid (3,3%) y Murcia (2,8%) son las comunidades que cierran el año con las mayores tasas de crecimiento, mientras que País Vasco (-0,6%), Ceuta (-0,5%), Melilla (-0,4%) y Extremadura (-0,3%) registran caídas interanuales. En el cómputo del año, a estas regiones y ciudades se une Cataluña, que acaba 2017 con una caída del 0,2% en las ventas. En este caso, es difícil achacar el descenso en la media anual al proceso independentista, puesto que la comunidad ha registrado caídas interanuales de las ventas en varios meses del año, particularmente al principio, y en octubre.

En cuanto al empleo, sube en diciembre en términos interanuales en todas las comunidades, salvo en País Vasco (-0,3%), Castilla-La Mancha y Castilla-León (-0,1%). Donde más repunta el empleo es en Canarias (3,2%), Asturias (2,8%), Murcia (2,7%) y Madrid (2,3%).

Fuente: El País