El descenso en el tráfico de público fue especialmente acusado el sábado 7 de enero, inicio oficial de las rebajas, con una caída del 27,9% por el efecto calendario.

El efecto calendario ha tenido un fuerte impacto en la afluencia a los centros comerciales. Este año, el pistoletazo de salida del periodo de descuentos tuvo lugar en domingo mientras que el año pasado fue en sábado. El primer fin de semana de rebajas contó así con un día menos.

En la primera semana del año la afluencia retrocedió un 14,7% en los complejos comerciales del país. El alza registrada a la semana siguiente, del 5,5%, fue insuficiente para corregir el mal inicio de año.

Este retroceso en el arranque de 2018 viene precedido de un buen 2017 en cuanto a afluencia de consumidores en los centros comerciales. Diciembre, por ejemplo, elevó la asistencia un 6,3% respecto al mismo mes de 2016. Y, en el conjunto de 2017, la cifra de visitantes se incrementó un 1,6% respecto al año anterior.

Fuente: Modaes.es