El comercio electrónico en alimentación crece de forma constante, pero muy lento. Mercadona y Amazon tendrán mucho que decir.

El ecommerce alimentario continúa su lento, pero constante, avance en España sin llegar todavía a los niveles que se aprecian en otros países. Pese a que hace años se insiste en el sector sobre su importancia de cara al futuro, el comercio electrónico no termina de despegar a nivel alimentario. Quizá Mercadona eche una mano este año cuando presente su nuevo supermercado online. Y ojo a Amazon en cuanto se anime un poco más con la venta de alimentos y bebidas

Ahora mismo, el ecommerce alimentario español consigue una cuota de mercado del 1,9% sin frescos. Significa que llega a 4,6 millones de hogares. En 2013, por ejemplo, la cuota era del 1% y el canal alimentario digital llegaba a 2,6 millones de hogares.

Evolución del ecommerce en el gran consumo español

Evolución del ecommerce en el gran consumo español

Por tanto, algo bien se ha hecho, pero no lo suficiente, pues España tardará en llegar a los niveles que tiene, por ejemplo, Reino Unido: 7% de cuota.

Los hogares españoles dedican, en promedio, un 8% de su presupuesto a las compras online, por lo que todavía realizan el 92% en tiendas físicas, lo que demuestra que «el consumidor no renuncia a la tienda física, que debe reinventarse y adaptarse a la omnicanalidad que viene», comenta Florencio García, Iberia Retail Sector Director de Kantar.

El experto señala que incluso el comprador más online no quiere renunciar a las tiendas tradicionales. ¿Qué frena a nivel digital? El 80% de los españoles no quieren comprar frescos en los supermercados online; el 70% afirma que le gusta salir de casa e ir a comprar; y el 60% destaca el trato personalizado que encuentra en las tiendas.

Incluso el comprador más online no quiere renunciar a las tiendas tradicionales

«Esto en cualquier momento puede cambiar y el ecommerce seguirá creciendo. Está claro que los frescos siguen siendo una barrera que se debe romper y no es nada sencillo», considera García.

Los frescos siguen siendo una barrera a nivel online

Su reflexión le lleva a Amazon. El 56% de los compradores de las grandes cadenas ha realizado alguna compra de cualquier producto en la plataforma del gigante estadounidense en 2017. «Este porcentaje significa que hay mucho potencial en Amazon cuando quiera dar el paso definitivo en alimentación», concluye.

Fuente: foodretail.es