La directora general de Comercio y Consumo de la Xunta de Galicia, Sol Vázquez Abeal, ha anunciado hoy que el Gobierno gallego abrirá la semana que viene el plazo de solicitud de ayudas para impulsar la competitividad de comercio, por un valor total de 2,5 millones de euros.

El objetivo de estas medidas, ha explicado Vázquez Abeal en el transcurso de una comparecencia parlamentaria, es dinamizar el comercio en las ciudades y villas gallegas atrayendo más clientela y mejorando el servicio prestado.

Así pues, a partir de la semana que viene se abrirá el acceso a esta convocatoria, destinada a centros comerciales abiertos, asociaciones de placeros y federaciones de comercio.

Las ayudas se reparten en dos líneas distintas, una de dos millones de euros para centros comerciales abiertos y placeros que quieran ejecutar proyectos de dinamización, fidelización o mejora de la competitividad; y otra de 500.000 para asociaciones de ámbito superior al municipal o federaciones con el fin de revitalizar el comercio de proximidad.

La directora general de Comercio y Consumo ha hecho balance también del impacto de estas ayudas en el año pasado, en el que se llevaron a cabo 750 actuaciones en 51 centros comerciales, 28 asociaciones de plazas de abastos y 16 federaciones que beneficiaron a más de 5.500 comercios.

Del mismo modo, Vázquez Abeal ha asegurado que la intención de la Xunta es invertir 70 millones más hasta 2020 con el fin de incrementar la competitividad del comercio gallego en base a tres ejes fundamentales: afianzar el sector comercial renovado, impulsar el comercio inteligente y electrónico y potenciar el comercio excelente.

En este sentido, la representante del Gobierno gallego ha repasado varias de las medidas tomadas por la Xunta en el apoyo al crecimiento del comercio digital, como el asesoramiento y mejora de páginas web, el soporte prestado a la venta en línea, las ayudas al empaquetado o el tratamiento de datos.

Los representantes de los grupos de la oposición han centrado mayoritariamente sus críticas a la labor de la Administración autonómica en el estado del pequeño comercio en Galicia.

Juan Merlo, de En Marea, ha manifestado que el comercio minorista dispone de un «nicho de actuación muy pequeño» y que, pese a que a los gigantes de la venta electrónica siguen «estancados» en Galicia, hay «muchos comercios minoristas especializados que están creciendo muchísimo» y «fagocitando» iniciativas gallegas.

Adicionalmente, ha lamentado que Galicia parta con desventaja en un mundo de «competencia brutal» debido a las carencias de la conexión de banda ancha a Internet.

Por su parte, José Manuel Pérez Seco, del PSdeG, ha incidido en la importancia de este sector «estratégico» y de fundamental «impulso al trabajo» y ha criticado las «zonas de sombra» en cuanto a posibilidades de comercio que hay en Galicia, tanto en lugares remotos del interior como en las proximidades de las ciudades.

Noa Presas, del BNG, ha reivindicado, a su vez, que «Galicia no puede llegar tarde» a las innovaciones comerciales y ha abogado por que la Xunta se centre más en aquellos aspectos «diferenciales» de los productos gallegos.

Finalmente, Cristina Romero, del PPdeG, ha reprochado a los grupos de la oposición sus críticas y ha defendido que la política de la Xunta de apoyo al comercio está siendo la adecuada.

Fuente: atlantico.net