Modernización del sector, acceso a financiación, apoyo a las pymes, internacionalización…

El comercio sigue ganando terreno en el terreno político nacional. El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha entregado esta mañana el Proyecto de Ley de Presupuestos
Generales del Estado (PGE) para 2018 a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, que contempla créditos por importe de 419 millones de euros en programas de comercio, lo que supone un 1% más que en el año anterior.

En el ámbito doméstico, los objetivos estarán focalizados en la modernización e innovación del sector comercial, en favorecer la unidad de mercado, en crear un entorno económico favorable para las empresas y en introducir mecanismos de homogeneización normativa en colaboración con las comunidades autónomas. El Gobierno considera que el principal problema para mantener y expandir el tejido comercial es la dificultad de acceso a la financiación. Por ello, entre las principales actuaciones a desarrollar a través de los PGE destacan una serie de medidas que tratarán de facilitar el acceso al crédito al pequeño comercio, así como la ejecución, seguimiento y evaluación del Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista de España.

Estas actuaciones se atenderán a través del programa presupuestario Ordenación y modernización de las estructuras comerciales, que cuenta con una dotación de nueve millones de euros.
Además, se prevé un incremento del 3,6% de la dotación al programa de apoyo a la pequeña y mediana empresa, hasta los 145 millones de euros, para impulsar la creación de empresas, facilitar su crecimiento y su acceso a la financiación, así como mejorar los factores clave de su competitividad.

Para lograrlo se apuesta por mejorar el entorno regulatorio, facilitar el acceso a la financiación, aumentar su tamaño medio y apoyar la búsqueda de nuevos mercados en el exterior y fomentar la innovación y el espíritu emprendedor.

Comercio exterior
Por otro lado, en la partida presupuestaria dirigida al comercio también destacan las dotaciones destinadas a apoyar la internacionalización de la economía y de las empresas españolas, ya que el sector exterior debe “continuar siendo un motor de recuperación económica”, tal y como apuntan desde el Gobierno. Así, al programa de promoción comercial e internacionalización de la empresa se destinarán 400 millones de euros.

De hecho, los principales retos marcados por el Ejecutivo para el comercio exterior tienen que ver con la mejora en la coordinación de los instrumentos de internacionalización, la diversificación de los mercados de destino y el fomento de la inversión extranjera en España, entre otras actuaciones.

Como instrumentos de apoyo a la internacionalización se encuentran el Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM), el Fondo para Inversiones en el Exterior (FIEX), el Fondo para Operaciones de Inversión en el Exterior de la Pequeña y Mediana Empresa (Fonpyme) y el Seguro de Crédito a la Exportación. La dotación prevista en 2018 para financiar estas actuaciones asciende a 230 millones de euros.

Este presupuesto se completa con la actividad desarrollada por ICEX España, Exportación e Inversiones, cuya dotación para 2018 a través de los créditos de esta política asciende a 81 millones de euros.

Fuente: Revista Inforetail