La Confederación Española del Comercio (CEC) ha reclamado hoy al Gobierno la adopción de un plan de ayuda urgente al pequeño y mediano comercio, cuyas ventas bajaron en marzo el 2,5 % mientras que el resto de formatos comerciales crecieron, sobre todo en las grandes superficies.

 Según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el negocio de las pequeñas cadenas creció el 2,5 %, en las grandes superficies el 2,6 % y en las grandes cadenas el 5,4 %.

Según la misma fuente, la CEC considera que la caída de sus ventas no se debe solo al impacto del comercio electrónico y los grandes market places, como Amazon, si no a que los cambios de hábitos de consumo junto a la pérdida de poder adquisitivo «están dañando inexorablemente a un sector que cuenta con menos recursos para hacer frente a este nuevo paradigma».

«Está en juego el modelo comercial de España, tradicionalmente asentado en el equilibrio entre los distintos formatos comerciales», ha advertido la CEC.

En su opinión, el plan de apoyo debe ensalzar el papel del pequeño y mediano comercio y su aportación a la sociedad, destacando sus valores de calidad, proximidad y trato cercano y especializado.

Además, urge impulsar ayudas específicamente encaminados a reducir la brecha digital en las pymes de comercio, con la finalidad de generar un impacto positivo sobre su productividad, su competitividad y la rentabilidad de sus negocios.

Según la CEC, también es imprescindible restablecer una política ordenada de rebajas y promociones en los establecimientos comerciales, recuperando así el espíritu por el que fueron creadas de dar salida al sobrante de stock de cada temporada.

Fuente: El Diario