Las consumidoras españolas siguen visitando las tiendas de moda, a pesar de que también compran su ropa a través del canal online, entre otras cosas, por la falta de tiempo.

 

España continúa siendo fiel al brick. El 52% de las mujeres españolas prefiere la tienda física porque pueden probarse la ropa; el 34% porque, in situ, aprecia mejor la calidad de la prenda, y el 29% porque puede llevarse el producto a su casa, según el estudio Customer Perception Map: Fast Fashion España 2017, elaborado por Oliver Wyman.

De hecho, el 15% de las  mujeres que compra en una tienda online preferiría hacerlo en una tienda física, pero no dispone del tiempo para hacerlo. Por otra parte, a un 8% de las consumidoras que compran online les gusta elegir el envío a la tienda física para poder probarse allí los artículos.

El 38% de los hombres españoles, por su parte, va a la tienda porque puede probar el producto y ver cómo le queda, mientras que el 22% valora tanto el asesoramiento que le presta el personal que trabaja en el local, como el surtido que le pueden ofrecer.

 En general, el gasto medio en ropa y accesorios se sitúa entre quinientos euros y mil euros anuales y es similar en hombres y mujeres. El 24% de los compradores gasta más de mil euros al año en ropa. Este porcentaje está en línea con Alemania y es superior al de Francia, donde el 19% gasta una cantidad similar.

A pesar de todo, el canal online sigue ganando terreno en España. El país presenta la mayor frecuencia y perspectiva de crecimiento en ecommerce de moda frente a Alemania y Francia, según el estudio.Para España, las perspectivas son buenas, ya que, en un futuro, el 58% de consumidores comprará más online, frente al 50% de los franceses y el 41% de los alemanes. Los consumidores españoles ya gastan un 18% más por compra en el canal digital, antes que el offline.

En la actualidad, el 22% de los hombres valora las ofertas, la facilidad y rapidez para encontrar lo que busca en el canal online, seguidos de una mayor oferta que en la tienda física. Mientras que, el 24% de las mujeres hace hincapié, en primer lugar, en la comodidad que supone el envío a domicilio y, el 21 % destaca que por el canal online puede acceder a un surtido de productos más amplio.

Además, el 5% de las personas que compra online valora el hecho de acceder a opiniones y valoraciones de otros clientes, porque facilita su elección, y sólo el 3% de los consumidores compra online porque la marca que busca no tiene tienda física.

El 66% de hombres que usa el canal online ha asegurado que lo hará cada vez más, mientras que, en el caso de las mujeres, el 44% dice que no cambiará los hábitos de compra que tiene actualmente.

Fuente: Modaes.es