El Govern balear ha dado hoy su visto bueno al programa «Icomerç» de ayudas al comercio de proximidad, que dispondrá de 500.000 euros y que es impulsado por la Conselleria de Trabajo, Comercio e Industria.

Con estas ayudas, las pequeñas empresas del sector comercial minorista podrán llevar a cabo mejoras tecnológicas encaminadas a potenciar el comercio electrónico, inversiones para avanzar en el ahorro energético o mejoras en la accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas, así como modernizar los establecimientos, mejorar la imagen comercial o hacer obras y reformas.

Como novedad y a petición del sector, este año, además, se podrán beneficiar de las ayudas determinadas empresas de servicios con locales ya existentes y sede social en las Islas Baleares, como peluquerías y centros de estética.

La cuantía de la subvención es del 50 % del valor de la inversión hecha, hasta un máximo de 6.000 euros. Asimismo, la actuación que hayan llevado a cabo las empresas solicitantes deberá tener un coste mínimo de 2.000 euros.

Los proyectos realizados en el marco de esta convocatoria deberán haberse ejecutado y pagado entre el 1 de noviembre de 2017 y el 31 de diciembre de 2018.

El plazo para solicitar las ayudas es de un mes a partir del día siguiente de la publicación de la convocatoria en el BOIB, que está previsto que sea mañana.

En el periodo 2016-2017, la Conselleria de Trabajo, Comercio e Industria ha invertido ayudas valoradas en 2 millones de euros a través de «iComerç», que han beneficiado 838 comercios de 35 municipios de las Islas.

En el marco de este programa se han editado también guías de buenas prácticas para los comercios.

El programa «iComerç» tiene como principal objetivo mejorar la competitividad de los comercios de los municipios de las Islas Baleares haciendo valer el comercio de proximidad, y comprende ayudas para comercios, formación y talleres, dinamización comercial y mercados, así como la promoción de los locales de proximidad.

Fuente: ABC