El peso de las ventas online del sector era del 4% en 2016 y de tan solo el 1,4% en 2012, según la segunda edición del Informe de la moda online en España.

 

Internet avanza con rapidez en el negocio de la moda en España. Las ventas del sector a través de la Red se elevaron en 2017 hasta representar el 5,4% del total de la facturación de la moda en el país. El año anterior, su peso fue del 4%, mientras que en 2012 tan solo copaba el 1,4%, según la segunda edición del Informe de la moda online en España.

Pese al avance en el comercio minorista de moda, las ventas de moda por Internet reducen su protagonismo sobre el conjunto del comercio electrónico en España. En los nueve primeros meses de 2017, su tasa se situó en un 7,6% sobre el total, mientras que en el mismo periodo del año anterior su participación era del 8,3%.

Esta disminución no es consecuencia de que las ventas de moda a través de la Red disminuyan, sino que el ecommerce en general en el país crece a un mayor ritmo, según se desprende de este documento, elaborado por Modaes.es en colaboración con Kantar Worldpanel y el patrocinio de Salesforce Commerce Cloud.

 

 En 2017, un 38% más de consumidores mayores de 55 años compró artículos de moda en InternetEn cuanto al comprador de moda online, la mujer urbana y con estudios continúa siendo el perfil más habitual. El 26,3% de las mujeres compra artículos de moda por Internet, mientras que en el caso de los hombres, son el 16,7%. En el último año, el colectivo de consumidores por edad que más incrementó su actividad online fueron los mayores de 55 años, que han crecido un 38% en 2017, hasta 840.000 usuarios.

Por otro lado, el informe también desvela que, aunque el comercio online está impulsado por los segmentos más privilegiados de la población, los menos acomodados cogen impulso: los compradores de moda online con estudios primarios crecieron un 24,7% en 2017 mientras que los consumidores de hogares con ingresos por debajo de los 900 euros al mes experimentaron un alza del 87,7%.

El gasto medio anual de los consumidores de moda online aumentó el año pasado hasta 127,8 euros, frente a los 107,4 euros de 2016. También se ha pasado de comprar 5,3 artículos de media en 2016 a seis productos en 2017. De este modo, el precio medio de cada producto adquirido en la Red el año pasado fue de 21,3 euros.

 

La frecuencia de compra se mantiene en una media de 3,3 ocasiones al año. Las compras de productos rebajados o con promoción ganaron fuerza y representan ya el 63,2% del total de los artículos.

Por último, los retailers tradicionales con ecommerce continúan ganando terreno a los pure players, manteniendo la tendencia de los últimos años. En este sentido, los nativos digitales generaron en 2017 el 53,8% del total de las ventas de moda, cuando en 2012 concentraban el 78% del negocio. Los retailers copan ya el 46,2% de la facturación en la Red tras cinco años consecutivos de aumento.

Fuente: modaes.es