Espera recaudar 600 millones de euros con el nuevo impuesto digital a gigantes como Amazon o Alibaba.

El objetivo no es otro que conseguir que estas grandes empresas «tributen allí donde se crea el valor añadido». Así, el nuevo impuesto se aplicará solo a las compañías «con un elevado nivel de ingresos anuales, de forma que no grave a las pymes, y sólo gravará por los ingresos derivados de la prestación de determinados servicios digitales, que son los más difíciles de capturar por los sistemas tributarios vigentes», indica el documento.

El nuevo impuesto se aplicará solo a las compañías «con un elevado nivel de ingresos anuales, de forma que no grave a las pymes»

A mediados del pasado mes de abril, el Congreso de los Diputados debatió sobre esta cuestión. La Cámara respaldó entonces la iniciativa del PP para reclamar al Gobierno de Mariano Rajoy un mayor control sobre la fiscalidad de estas multinacionales a fin de «proteger los intereses del comercio minorista», muy afectado por lo que considera una «competencia desleal» de estos gigantes tecnológicos que se están beneficiando en España de menores impuestos en comparación con otros retailers.

Desde hace años, las grandes superficies, representadas por Anged, llevan reclamando medidas para que todos los operadores del mercado puedan competir en las mismas condiciones.

Fuente: foodretail.es