Adiós a los privilegios fiscales de los ‘pure players’

Sentencia histórica la dictaminada por el Tribunal Supremo de Estados Unidos, en la que establece que el Gobierno de cada estado puede exigir a los operadores de comercio electrónico el pago de impuestos por las ventas realizadas en su territorio, aunque estas compañías carezcan de presencia física en el mismo.

Esta ajustada decisión -cinco magistrados a favor y cuatro en contra- del Alto Tribunal, de mayoría conservadora, se produce a raíz de que el Gobierno de Dakota del Sur aprobara una ley recaudatoria sobre empresas de comercio online por sus ventas en el territorio.

El ejecutivo estatal calcula que esta medida podría suponer el ingreso de más de 50 millones de dólares anuales (43 millones de euros), obligando dicho pago tributario a las firmas Wayfair, Overstock.com y Newegg, empresas que no cuentan con empleados ni presencia física en Dakota del Sur.

“La prevalencia y fuerza de internet ha cambiado las dinámicas de la economía nacional”, asegura el fallo del Tribunal Supremo de Estados Unidos

De esta forma, se corrige la posición legalmente fijada en 1992, que disponía que cada estado solo tiene derecho a exigir tributos por ventas a los comercios con una sede física en su región, lo que creaba una desventaja competitiva del comercio tradicional respecto de las tiendas online.

En esta nueva postura, los magistrados consideran que el empleo de las sentencias anteriores sirve como un “paraíso fiscal elaborado judicialmente” para las empresas online, “que buscan limitar su presencia física y venden sus bienes y servicios a los consumidores del estado”.

“La prevalencia y fuerza de internet ha cambiado las dinámicas de la economía nacional”, asegura el fallo del Tribunal, señalando que la expansión del comercio electrónico ha acentuado el déficit de ingresos de los estados que recaudan impuestos a las ventas.

Habrá que ver qué repercusión tiene esta sentencia en otras regiones del mundo, como por ejemplo Europa, donde se debate actualmente sobre la fiscalidad de los operadores online. Representantes de El Corte Inglés se han pronunciado últimamente denunciando esta “desigualdad” en el trato, al igual que Alfonso Merry del Val, presidente de Anged, quien se ha referido a esta cuestión hablando de «discriminaciones muy peligrosas».

Fuente: Revista Inforetail

AGECU