Getxo Enpresa premia a tres establecimientos veteranos que supieron renovarse ante los cambios en los hábitos de consumo

Los hábitos de consumo han cambiado y adaptarse para los comerciantes es materia obligada. Ese papel dinámico lo cumplen a la perfección los tres establecimientos que ayer obtuvieron el reconocimiento en el encuentro anual organizado por la asociación Getxo Enpresa en el restaurante La Ola. De la fiabilidad para ganar en seguridad es representante ‘Cerrajería Josu’, empresa familiar de hace casi 50 años. A su frente, Josu Martiarena, recordó que empezó con 14 años en la Ferretería Algorteña, el mismo día que la abrieron. «Por eso muchos pensaban que era hijo del dueño», rió.

Desde hace muchos años tiene hasta cerraduras israelíes o una marca de llave alemana única en el Estado. Pero, con todo, reconoció que «lo principal es el servicio. Tenemos mucho trabajo, pero también atendemos muchos avisos urgentes. A esas personas les vamos de la misma. Aunque tengamos un trabajo que dé más dinero no importa». A sus 64 años, abrió la tienda en Algorta en 2015 para ofrecer atención en directo.

Y Roberto del Fresno, gerente del ‘Glass’ de Las Arenas, dio otro cambio satisfactorio al negocio. «Tuvimos que reaccionar, y en vez de cerrar a las cuatro de la mañana, a base de cubatas, cerramos a la una de la madrugada. Damos cenas y picoteo desde hace cuatro años». Ahora tienen una plancha a la vista del público en la barra y hasta ofertan menús en un establecimiento que abre a las seis y media de la mañana. A Del Fresno le enamora lo cercano; es un abanderado del sector en Getxo. «Me gusta mucho comprar en el comercio del pueblo. Soy un defensor del pequeño comercio porque tenemos que ayudarnos», esgrimió.

Y los hermanos Rubio -terceros galardonados en la gala de ayer- han convertido a ‘Super Sonido’ en líder del sector audiovisual y electrodomésticos. Ángel Rubio recogió «muy orgulloso y satisfecho» las distinciones otorgadas por Getxo Enpresa. El interior de su tienda de Algorta en una especie de salón que invita a los clientes a entrar y probar desde auriculares a televisores, por poner dos ejemplos. A Ángel le encantó el premio. «Para nosotros es muy importante. Llevamos 29 años con la tienda de Algorta y nos hace mucha ilusión que nos reconozcan». En casi tres décadas han pasado por muchas tesituras, hasta «dos crisis gordas» y también han expandido el negocio fuera del municipio.

Fuente: El Correo