Surgen nuevos proyectos de vehículos no tripulados dedicados al comercio

El desarrollo de tiendas rodantes sin conductor sigue centrando el foco de algunos operadores del retail que no pierden de vista la conveniencia. Así, el gigante japonés Seven & I Holding se ha aliado con Toyota Motor para crear un prototipo de vehículo autónomo diseñado como un supermercado.

Según informa el portal Nikkei Asian Review, el propietario de Seven-Eleven pretende llegar a los consumidores a través de vehículos eléctricos no tripulados que llevarán sus productos a una ubicación predeterminada.

Toyota ya presentó a principios de año su ecosistema de servicios de movilidad automatizada, denominada e-Palette. Una de sus propuestas era la de ayudar al comercio a llevar sus productos al consumidor al lugar donde se encuentra.

La compañía nipona ha diseñado tres variedades de vehículo eléctrico, que van desde los cuatro hasta los siete metros de longitud, disponibles en dos o cuatro ejes. Su interior es personalizable, con una configuración interior abierta que puede modificarse para una gran variedad de usos. La solicitud de sus servicios se realiza vía web o app.

En cualquier caso, no es éste el único experimento del retail en el ámbito de la conducción autónoma. Otras propuestas de tienda autónoma rodante se han presentado en China, con Moby Mart, o en Estados Unidos, de la mano de Robomart. Pero más allá de prototipos, Lidl ya ha avanzado que también estudiará el uso este tipo de vehículos sin conductor este mismo año.

Fuente: Revistainforetail.com